Dramatis Personae (por orden de aparici√≥n): Immanuel Kant, Laia Sandoval, Manu Pineda, Depeche Mode, Dave Gaham, Juan Manuel Moreno Bonilla, Susana D√≠az, Andreu Escriv√†, Manolo Garc√≠a, El √öltimo de la Fila, Yolanda D√≠az, Marta Moreno, Ridley Scott, _Juno, The Smiths, Fernando √Āvila y Jos√© Saramago.

Lunes, 27 de febrero.

Veo en Facebook una pancarta que pone: ¬ęQuienes solo tienen aspiraciones individuales, jam√°s entender√°n una lucha colectiva¬Ľ. Pienso: ¬ęExpr√≥piese¬Ľ. M√°ximas as√≠ tienen una utilidad multidisciplinar, sirven tanto para una manifestaci√≥n como para esgrimirlas a la hora de negociar una candidatura. Tambi√©n esta otra, que he le√≠do en la revista digital CTXT:

¬ęDec√≠a Kant que la diferencia entre las cosas y los seres humanos es que las primeras tienen precio y los segundos dignidad¬Ľ.

Laila Sandoval

Recojo a Manu Pineda en la estación de Santa Justa a las 11. Ha dado tiempo de charlar de muchas cosas fuera de los focos (en el coche, tomando café, caminando) desde que nos encontramos a esa hora hasta que lo dejé en La Rinconada a las 8 de la tarde.

Martes, 28 de febrero.

Dejo a mi hijo con su madre y (cuidadora de) sus abuelos y salgo (pancarta bajo el brazo) para la manifestaci√≥n, que hoy est√° m√°s concurrida que el a√Īo pasado. Llego 40 minutos antes del comienzo, me siento con Manu Pineda al calor del caf√© y el sol que ya ilumina las fachadas de Puerta de la Carne y no nos abandona en todo el recorrido hasta San Telmo, donde se lee un manifiesto que no me representa m√°s que por voluntad de consenso (que, entiendo, es lo importante).

Escucho de vuelta un recopilatorio 1986/1998 de Depeche Mode; certifico la coincidencia en el tiempo: cuanto más guitarras eléctricas en sus canciones, más veneno había en las venas de Dave Gaham.

Qué pena los uniformativos de Canal Sur. Diez segundos de la manifestación pasados por la aspiradora y casi diez minutos de empacho en una entrevista con Juan Manuel Moreno Bonilla. Qué buena moqueta les puso Susana Díaz.

Miércoles, 1 de marzo.

Cuenta Andreu Escriv√† que el Banco Santander ha publicado un anuncio puro green washing, firmando como ¬ębanco sostenible¬Ľ por reciclar el pl√°stico de las tarjetas de cr√©dito inservibles. Seg√ļn el ambient√≥logo, el Santander ha invertido cuarenta y seis mil millones de euros para extraer petr√≥leo del √Ārtico. Los anuncios de los motores h√≠bridos de Kia, Hyundai y hasta del Porsche de cuatrocientos nosecuantos caballos van por el estilo. Todo esta trampa del capitalismo verde la cuenta Escriv√† en su libro ‘Contra la sostenibilidad’.

Por la tarde, sentada en medio de la SE-9017, una de las carreteras más peligrosas del Bajo Guadalquivir, entre tierras de arrozales y cultivos colindantes con el poblado de colonización agrícola Vetaherrado. Nuestra gente allí, como debe ser, y las sillas vacías con los nombres de los alcaldes de Utrera, Lebrija y Las Cabezas (municipio matriz de Vetaherrado). Que fueron invitados formalmente, y formalmente han ignorado a sus vecinos y vecinas, que se han unido en una plataforma para exigir dignidad en esas vías intransitables donde cada día se juegan la vida.

Viernes, 3 de marzo.

¬ęMi patria en mis zapatos, mis manos son mi ej√©rcito¬Ľ, cantaba Manolo Garc√≠a en su segundo disco con El √öltimo de la Fila. Demasiado po√©tico para Ferrovial y el primer aniversario de la guerra en Ucrania.

Hace justo un a√Īo que Yolanda D√≠az colaps√≥ la facultad de Derecho de Sevilla, sal√≥n llen√≠simo, pantallas en otras salas y colas en las puertas de acceso al edificio. Aquella ilusi√≥n revivida fue brutal para mucha gente de nuestro lado de la pol√≠tica, pero un a√Īo despu√©s parece que no toda es consciente de ello, ni de lo que se puede venir encima si reincidimos en el mismo traspi√©, como ya qued√≥ visto para sentencia en las andaluzas del a√Īo pasado. Solo se puede soportar la tozudez hasta que no hay remedio, no hay un m√°s all√° tras la derrota, salvo evitar mimetizarla antes de que se muera la marmota.

Hoy he vuelto a Utrera, encuentro con compa√Īeros y compa√Īeras que van a elegir la semana pr√≥xima a las personas que nos representar√°n en la candidatura de confluencia para las elecciones municipales del 28 de mayo. Por la tarde me he dado un trastazo en mi partido semanal de p√°del, con secuelas m√≠nimas en la mano derecha y algo mayores en el hombro izquierdo. Que uno tiene una edad a pesar de ser carne de perro, o viceversa. Peor es lo de las tildes en la RAE.

S√°bado, 4 de marzo.

¬ęLlamadme todas las veces que quer√°is para actos como este¬Ľ le comento a Marta Moreno al acabar la fiesta popular que han organizado en la placita donde la sede de IU Sanl√ļcar la Mayor. Verdaderamente un placer, todo hecho con mucho mimo, un ambiente extraordinario y una actitud colaborativa en una asamblea que hace 8 a√Īos era un erial. El m√©rito no es nada menor, saber recoger de la nada y crear desde el vac√≠o en un municipio donde hay 4 derechas.

Pop BladeRunner en el disco de _Juno 
Transposici√≥n de 'Panic' en la √ļltima estrofa:
"TV" por "Disco" 
"Tertullian" por "DJ"
"Hang" por un verbo políticamente correcto. 

Mi hijo tiene su primer libro dedicado por un autor: ¬ęA Marcelo. Porque es un honor tener alumnos como t√ļ. Porque en esa mirada vislumbro sabidur√≠a, una sabidur√≠a que, estoy seguro, te llevar√° alg√ļn d√≠a tambi√©n a contar historias. Con cari√Īo, Fernando √Āvila¬Ľ.

Domingo, 5 de marzo.

Voy a felicitar a una compa√Īera en Facebook por su cumplea√Īos y de la coincidencia con el natalicio de otras personas descubro 5 perfiles de una misma amiga y otros 4 de un mismo amigo; es decir, 9 amigos y amigas en Facebook que en realidad son dos. Saramago no podr√≠a sostener ‘El hombre duplicado’ con semejante red social.