13.08.2022

Cuaderno de agosto.

Qué agradable abrir los ojos por la mañana, al despertar, y ser consciente del aire fresco que entra por la ventana. Y escuchar a Stuart Murdoch cantando ‘A bit of previous’ en algún lugar (dentro de mi cabeza).

Por primera vez sin aire acondicionado ni ventilador por la noche. Ayer leí que hemos tenido 22 días de julio con temperaturas de 40º C o más, nuevo récord en Sevilla desde que alguna institución empezó a coleccionar esos datos. Parece que ahora gastamos la luz más barata de Europa, pero con tanto calor y sin salir de casa, lo que no tenemos para vacaciones se lo va a quedar Endesa.

Algunos estímulos están tan a la mano que solo se cruzan con la curiosidad por azar. He empezado a leer ‘Cuadernos perdidos de Japón’ y ya he aprendido que: Shibuya existe más allá de la primera canción que escuchaste de La Casa Azul, que es el barrio más famoso de Tokio, escenario de los relatos más estremecedores del mangaka Shun Umezawa; y que: Sakura es la floración de los cerezos, además del nombre de la radio on line de jazz que te acompañó tanto, tanto, durante el estado de alarma de 2020. Hubiera bastado teclear en el buscador. Cero nipón, no serás gato.

«A un español se le reconoce enseguida cuando come sushi porque lo moja entero en la salsa de soja» (página 32).

«Los arquitectos proyectan edificios a partir de una forma. La piensan, la dibujan y les inspira. Ojalá pudiera hacerse así una novela» (página 37).

«La belleza es hoy un acto político» (página 52).

Vuelvo a ver ‘Alfaville’, lo hago cada poco -Anna Karina, la más hermosa de la galaxia-, ahora con más tiempo para lo que ya dijo el subtitulador Henri Béhar en Cannes: «En el nombre de Godard está incluida la palabra God, es decir Dios en inglés. Así que señoras y señores, con ustedes, Dios». Recomiendo el biopic ‘Mal genio’ que le hizo Michel Hazanavicius a un periodo breve, pero intenso (como todos), de su vida: desde que rueda ‘La Chinoise’ y conoce a Anne Wiazemsky (en 1967) hasta que se separan y Godard forma el grupo The Dziga Vertov.