驴D贸nde estabas t煤

tal d铆a como hoy en el ochenta y tres del siglo pasado? El mejor doce pulgadas de todos los tiempos cumple cuarenta y un a帽os, a lo mejor ni hab铆as nacido. A mi archivo hist贸rico anal贸gico incorporo una fotograf铆a de tres lustros m谩s atr谩s, cuando mi primer cumplea帽os en El Volante (hoy cerrado) de La Luisiana (gracias, Consuelo). Me cuenta Luis Escamilla que la vio en Marinaleda por cosas del azar: se la ense帽贸 el alcalde de Casariche, que casualmente es nieto de la mujer que me lleva en brazos en la foto.

IMG-20240306-WA0008

Those who came before me lived through their vocations.

Cincuenta y cuatro a帽os exactos

del Let It Be y todav铆a no hemos tomado (primero) Manhattan ni (despu茅s) Berl铆n. Los caucus de las gerontocracias en el supermartes episcopal y norteamericano se saldan con protestas y fuego amigo. En El Pa铆s, Sergio del Molino define a Yolanda D铆az como 芦la ministra del tiempo禄 frente a la marquesa del tinto pele贸n: 芦Por esas rendijas de libertad horaria, los ni帽os se cr铆an con los abuelos o pasan 12 horas de tiempo nada libre en extraescolares, comedores y clases tempraneras禄. Cualquier persona proletaria lo sabe incontestable, lo ve a diario en las puertas de colegios e institutos.

20240306_091031

I’m guided by a signal in the heavens.

芦Las ideas pueden ser

como los anacardos: al pelarlos, hay que evitar el 谩cido para poder llegar al fruto禄. Lo tengo subrayado en la p谩gina 101 de Socialismo de medio planeta; tambi茅n estas dos frases: 芦En las trincheras de la crisis medioambiental, o se es marxista o se es maltusiano禄 y 芦los conservacionistas deben romper sus v铆nculos con los guardianes del statu quo capitalista -los plut贸cratas, los charlatanes y los mercenarios- y unirse a quienes pretendemos ser sus sepultureros禄.

20240305_083943

Waiting on the lightning.

El detector

de trazados en mi particular mapa de geograf铆a humana indica que recorr铆 2.351 kil贸metros en febrero, la mitad en transporte p煤blico y el resto esparciendo residuos de combustibles f贸siles en segundo plano, cual ag眉ita amarilla de Pablo Carbonell. Me hace sentir bola de Drag贸n Z en busca del Planeta B, con mi peque帽o Nissan in the mood of Falcon, la regla que confirma la excepci贸n del 2% de trayectos a pie, un equivalente al ida y vuelta de casa a Sevilla. Ojal谩 los idus de marzo me sean propicios para condonar semejante huella ecol贸gica.

IMG_20240303_115130_484

Let me show you the world in my eyes.

Hay veces en que un huevo

es igual a una casta帽a y/o los obst谩culos son el camino; que, como dice Ismael S谩nchez, el m茅rito es seguir vivo (versi贸n punk de la maravillosa Lo raro es vivir de Mart铆n Gaite). En la radio entrevistan a Jordi Sevilla. Sus reflexiones sobre la partitocracia son interesantes, aunque est谩n contaminadas por el historial pol铆tico del autor que las conduce. En la pel铆cula del fin de semana pasado son贸 Heaven Knows I’m Miserable Now, pero el joven nost谩lgico amanece con las l谩grimas de Juliette Binoche al escuchar Electricity.

20240224_112514

Losing my religion.

Un catalejo es un instrumento 贸ptico monocular

empleado para ver de cerca lo lejano. En el programa/tertulia/debate ‘El Catalejo’ hemos visto de lejos lo cercano: las elecciones gallegas, la visita del presidente a Marruecos, el oscuro affaire del tal Koldo Garc铆a y las movilizaciones del sector agrario y ganadero. Porque hay una diferencia entre las noticias y la historia; porque esta 煤ltima la han escrito bomberos, taxistas, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la UME y los vecinos y vecinas de Valencia. Porque Juli谩n, el portero del edificio de Campanar arrasado por las llamas, ha escrito puerta a puerta la historia de muchas familias salvadas de la tragedia.

20240223_135547

Loose talk in the classroom.