Durante todos los d√≠as de esta semana ha sido imposible llegar m√°s all√° de la escritura urgente, modelo redes sociales, acostumbrado como estoy a mencionar a personas, a contar detalles y percepciones… pero el tiempo no me ha dado tregua y el cansancio f√≠sico emborrona las ideas del cerebro m√°s all√° del sota-caballo-rey (que tambi√©n importan: las fotos, las consignas, los tuits donde t√ļ y yo coincidimos). Ni tan siquiera un poco de m√ļsica para poner banda sonora a los recorridos, ni tan siquiera una m√≠nima lectura de libro… pero todo se compensa cuando paras y al descanso de un s√°bado por la ma√Īana le pones caras y nombres y momentos y piensas que ha merecido el esfuerzo (que, por otra parte, es tu obligaci√≥n).

Se tratar√≠a de un collage donde a√Īadir√≠as la mesa de la sede de Santiponce del lunes, a m√≠ lado M¬™ Jes√ļs, luego Teresa… y as√≠ dando la vuelta hasta el martes en El Viso, otra mesa distinta, con Paco Algaba a mi derecha y Paqui L√≥pez a mi izquierda, Antonio R. Torrijos enfrente, y 40 kil√≥metros despu√©s la Plaza de Andaluc√≠a en Los Palacios y la pancarta de la Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui agarrada por Pepe Solano, Manuel Carvajal, Castor y Yolanda, Gonzalo y M¬™ del Mar, un calor de mil pares pero el tipo firme y la cerveza posterior con Juan Valle y los chicos y chicas de la comarca.

Y m√°s: la pantalla del ordenador con medio centenar de caras y nombres, desde El Cuervo hasta √Čcija, de Guillena a Los Corrales, y una cantidad igual frente a la puerta del Parlamento, volvernos a la foto con el t√°ndem Teresa, Juan y las dos Paquis + Mar√≠a Izquierdo e Ismael S√°nchez, saludos-por-fin-en-persona a compa√Īeras y compa√Īeros de Pe√Īaflor, Arahal, Bollullos, Espartinas, Paradas, caf√©s con Nadia, Rub√©n y Miguel, esta vez no en Alcal√° de Guada√≠ra, la Juventud en Marcha que no quiere perd√©rselo (gracias) y la disciplinada actitud colaborativa y siempre atenta a ser √ļtil del camarada Crist√≥bal R√°ez, a quien no conoc√≠a hace cinco a√Īos y hoy es una pieza esencial del trabajo pol√≠tico de IU Sevilla.

Y la bandera saharaui m√°s grande que he visto, colgada muy-muy temprano por Antonio Mu√Īoz Lobat√≥n en el frente de escaleras de CC.OO, una recepci√≥n preciosa, y la misma bandera en otras escaleras m√°s tarde, por la tarde, en Las Setas de la Plaza de la Encarnaci√≥n, confidencias y bromas con Toni Valero y respiro en una placita cercana con Manuel Tamaj√≥n y refresco en la Plaza del Pueblo Saharaui de Mairena del Alcor, saludos con activistas, con Mar√≠a Jim√©nez, con Jos√© Manuel Morales, Rafaela y √Ālvaro y Anabel, que al d√≠a siguiente hizo la caminata desde El Viso a Arahal.

El problema de un collage as√≠ es que no tienes todos los nombres en la cabeza y, a√ļn peor, que s√≠ los tengas pero se olviden algunos. Que te falte esa foto en medio del puzzle de fotos, la videoconferencia con alcaldes de entidades locales aut√≥nomas (tenemos tres de IU: Marismillas en nuestra provincia y dos m√°s, creo que en Granada y C√≥rdoba) o el intercambio de informaci√≥n, datos, conocimientos entre Paco Tejado, Roc√≠o Algeciras y Jordi Castilla en Facua. Nombres a los que a√Īadir conversaciones por tel√©fono, WhatsApp y Telegram, la llamada para la vacuna del lunes y la canci√≥n de Mocedades al pasar por la ventana enrejada de la calle Beethoven, a la vuelta de dejar a tu hijo en la escuela. Un collage siempre incompleto, porque siempre estar√°s t√ļ, aunque no est√©s.

PD: Al final he compensado la falta de m√ļsica con: el nuevo disco de Tulsa, un EP con canciones remasterizadas de Bowie, la m√ļsica de Pet Shop Boys para la versi√≥n teatral de ‘Mi hermosa lavander√≠a’ y, en el apartado de las nostalgias, he rememorado ‘Power, Corruption and Lies’ de New Order (1983).