Únete a la defensa de las pensiones públicas

Vivimos en un país donde las trabajadoras pobres suponen el porcentaje más alto de la Unión Europea, sólo superado por Rumanía. Por eso no es de extrañar que  las mujeres se jubilen con casi un 25% menos de pensión que los hombres: he aquí un nuevo motivo para seguir peleando. Desde hace meses, esta precariedad con rostro de mujer tiene también cara de mujer pensionista, y será mucho peor cuando entre en marcha el «factor de sostenibilidad«, otra de las perversiones del lenguaje que impone la última reforma del PP al asunto. Luego nos rasgamos las vestiduras cuando hablamos de igualdad.

Cada dos jueves se reúne la Plataforma Sevillana en Defensa de las Pensiones Públicas en la sede de la Asociación Pro-Derechos Humanos que hay en la calle Blanco White de Sevilla. No es una plataforma de pensionistas, porque su cometido no es sólo el presente y el futuro de las personas que perciben esta prestación, sino el presente y el futuro de las pensiones que tendremos las generaciones venideras.

Suelo ir a las asambleas desde que tuve conocimiento de su existencia. Mañana jueves es la próxima: te animo a acudir.

El estrecho de Saltstraumen, en Noruega, es el lugar del planeta en el que se dan las condiciones ideales para que se produzca la marea más poderosa del mundo. Dentro de nuestro mundo, más modesto, de mareas ciudadanas, la de personas que defienden las pensiones públicas empieza a ocupar un espacio importante. Ya se están organizando a nivel estatal y andaluz. Nuestra gente en Sevilla también se mueve bastante: dan charlas por los pueblos, ponen mesas informativas todas las semanas, organizan movilizaciones… La ola se va convirtiendo en marea, que tengan cuidado los fiordos del PP.

Si te interesa participar en este movimiento, puedes visitar su página de Facebook aquí. También tienen un espacio en Telegram (si te interesa, contacta conmigo para agregarte).

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/unete-a-la-defensa-de-las-pensiones-publicas/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.