Rebobinando 3.000 veces: dentro de un año jugaremos al golf

Sometimes I open the windows and listen people walking in the down streets.
There is a life out there. 

Tal día como hoy, hace 12 años, escribí esto:

«Si se cumplen las previsiones hechas por nuestro ayuntamiento, a finales del año que viene habrá unas 4.500 personas que diariamente visitarán el campo de golf que se está construyendo junto al hipódromo».

No: no me lo ha recordado Facebook, que entonces (8 de agosto de 2007) acababa de aparecer por España pero todavía no hablaba castellano. Las líneas anteriores son de mi blog, que nació el 29 de octubre de 2006 con un artículo titulado «José Cesto, poeta del pueblo».

Desde ese día hasta hoy he publicado en este espacio virtual 3.000 veces, exactamente, contando esta; una buena parte, entre 2006 y 2014, coincidiendo con mi etapa de portavoz municipal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Dos Hermanas, eran algo así como «crónicas de un pueblo». Hoy no están visibles en el blog, (salvo una excepción: mi homenaje a Juan Antonio Jiménez Adame tras su muerte), pero sí en sus tripas (por ejemplo, el párrafo del principio forma parte de un post titulado «Dentro de un año todos/as jugaremos al golf»). A propósito: ese campo de golf nunca se convirtió en realidad, fue otra de las faraonadas pre-crisis de nuestro alcalde.

Salvo la excepción anterior, la primera fecha que hoy aparece en el blog es el 25 de septiembre de 2015, dos días después de ser elegido coordinador provincial de IU Sevilla. En total, desde entonces, medio millar de textos, centenares de fotos, miles de kilómetros recorridos y un buen puñado de canas, dolores de tripas y, por supuesto, saberes y sabores (lo contrario de sinsabores, vaya).

Cuando todo empezó, tener un blog y alimentarlo cada día era la mejor forma de comunicarse con el mundo (después de la personal, cara a cara, se entiende). Ahora, con las redes sociales, tener un blog es la mejor manera de comunicarte con una pequeña parte de personas que conoces y te conocen y, sobre todo, es la mejor manera de comunicarte contigo mismo. A no ser que quieras vender algo, que no es el caso: ni en tiempos de campaña electoral he abandonado la idea inicial: este es un espacio personal, de contacto con personas, de contar la vida.

Por eso todos y cada uno de los textos (salvo las citas, claro) han salido de mi cabeza y tecleados y publicados con mis dedos. Las imágenes (algunas prestadas) y las frases que pongo debajo (a veces), el diseño de la página, los plugins y los widgets, los colores… todo es puramente personal y artesano.

Con esto no quiero expresar el trabajazo que supone mantener un blog que, a fin de cuentas, leen unas cuantas decenas de personas al día (el pasado 28 de julio fue el máximo: 416 visitas). Lo que quiero decir es que detrás de este frontpage hay algo más que textos para personas adultas. Si has aparecido por aquí unas cuantas veces, ya me entiendes.

La primera canción que cité en el blog, por cierto, sigue recogiendo todo lo que aquí se significa, se pretende, se estila (o se intenta).

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/rebobinando-3-000-veces-dentro-de-un-ano-jugaremos-al-golf/