Al fin pisando la feria, calor de vino y rosas con la gente que quieres. (Y cervezas).

Café. Nuria, Paqui y Julián.

Después nos incorporamos con Fran a la manifestación contra la corrida de toros. Unos zoquetes nos insultan (menos que a la inteligencia); somos conscientes de que la policía esta vez está para protegernos. 

«…y continúas sintiendo esa horrible sensación de sangre entre tus manos».