No s茅 si

el arte es imprescindible para que la gente reaccione contra el creciente espectro del fascismo, como dice Laetitia Sadier; o si la tecnolog铆a dinamita las estructuras de poder y eso hace de ella un poderoso agente liberador, como dice Laura Spiegel. No suenan mal, pero apuntan a spoiler de una esperanza intelectual. Se cumplieron ya seis a帽os de aquella huelga general feminista en la que cinco-coma-tres millones de trabajadoras espa帽olas se echaron a la calle y la m谩s multitudinaria manifestaci贸n de la 煤ltima d茅cada colaps贸 media Sevilla y muchas ciudades en todo el pa铆s. Algo hizo crack ese d铆a, como el lejano ocho de marzo de mil novecientos diecisiete que encendi贸 la mecha de la revoluci贸n sovi茅tica; pero no: tras el colapso sobrevino el temblor y el v茅rtigo, se alej贸 el horizonte, nos enga帽aron con la primavera, no soy neutral y yo eso lo llevo mal fatal.

20240308_151248

The walls are falling down, cultures are communing.

Sumando en Marismillas (y el ladr贸n de fresas).

De regreso a Marismillas, esta vez en campa帽a para las elecciones generales (obviedad). Aqu铆 me pasa como en Pedrera: me convierto en su embajador antes y despu茅s de ir, a todo el mundo se lo cuento. (Lo mejor de todo es que no son la excepci贸n). En Marismillas est谩n las mejores puestas de sol del Bajo Guadalquivir, dicho por su alcalde, incluso cuando arde la calle al sol de poniente. En las reuniones, actos y asambleas, de IU o ciudadanas, sean de lo que sean y a la hora que sean, hay legi贸n de mujeres y presencia testimonial de hombres. Y lo m谩s: nadie tiene prisa (o no parece tenerla, que yo s茅 lo que me digo).

Collage RR.SS (1)

And resentment rides high but emotions won't grow. Vi帽eta de Malag贸n para el art铆culo "El IPCC considera que el decrecimiento es clave para mitigar el cambio clim谩tico", de Juan Bordera y Fernando Prieto (Contexto y Acci贸n, 7/08/2021).Imagen de Frantisek Kobliha en el tuit de Nicol谩s G. Varela "La dictadura perfecta tendr铆a apariencia de una democracia" -escribe Huxley- 'Ser铆a esencialmente un sistema de esclavitud en el que, a trav茅s del consumo y el entretenimiento, los esclavos amar铆an sus servidumbres". Lo que dir铆a Ian Curtis al ver esta placa en la puerta de un bufete especializado en divorcios. 'Pesadilla', grafiti de la…

Las contradicciones del consuelo

31 mujeres en lo que va de a帽o. Arden los bosques en Turqu铆a, Italia, Grecia, Bosnia y deber铆an arder las calles de Espa帽a por los asesinatos machistas, el 煤ltimo en un lugar muy querido de Sevilla. La comparaci贸n tal vez sea improcedente e innecesaria, pero he visto los tuits de Moreno Bonilla y de Juan Mar铆n y he pensado: formularios: nadie puede negar lo pol铆ticamente correcto: pero recortes en pol铆ticas contra la violencia machista: pero socios fascistas: no digo que no se les tuerza el gesto al enterarse de la noticia, pero todo lo dem谩s es mentira: un tuit.