Con apenas 16 a√Īos de edad, Ahed Tamimi ha vivido, luchado, y sobre todo sufrido, m√°s que la inmensa mayor√≠a de nosotros/as. Su √ļltimo calvario lo est√° viviendo desde mediados de diciembre, cuando abofete√≥ a un soldado israel√≠ despu√©s de que su hermano Mohamed -14 a√Īos- fuese herido en la cara por una bala recubierta de caucho. D√≠as despu√©s, fue detenida, junto a otras personas de la familia, y la corte militar a√ļn la mantiene en prisi√≥n por ‚Äúhaber humillado a la naci√≥n‚ÄĚ, hecho por el cual podr√≠a ser condenada a 10 a√Īos.

No es la √ļnica palestina que est√° encarcelada por defender los derechos de su pueblo, pero su lucha ha levantado conciencias en todo el mundo, incluso en la misma sociedad israel√≠. Como explic√≥ el periodista de Haaretz, Gideon Levy:

¬ęLa ni√Īa de Nabi Saleh destroz√≥ varios mitos de los israel√≠es. Lo peor de todo es que se atrevi√≥ a da√Īar el mito israel√≠ de la masculinidad. De repente resulta que el soldado heroico, que nos vigila d√≠a y noche con osad√≠a y coraje, se enfrenta a una ni√Īa con las manos vac√≠as. ¬ŅQu√© va a pasar con nuestro machismo, que Tamimi rompi√≥ tan f√°cilmente, y nuestra testosterona? De repente los israel√≠es vieron al enemigo cruel y peligroso al que se enfrentan: una ni√Īa de 16 a√Īos con el cabello rizado. Toda la demonizaci√≥n y la deshumanizaci√≥n en los medios aduladores se hicieron a√Īicos al enfrentarse con una chica con un su√©ter azul¬Ľ.

Esta tarde nos hemos unido a la convocatoria de la Plataforma de Solidaridad con Palestina, en Plaza Nueva de Sevilla, para exigir la libertad de Ahed y de todas las personas que han sido detenidas tras las protestas por la declaración estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Tienes algunas fotos en Facebook: https://goo.gl/9kQmW3 y en Instagram: https://goo.gl/V1Rw8F

Antes de eso, por la ma√Īana, he asistido a la m√°s numerosa asamblea que he conocido de la Plataforma Sevillana en Defensa de las Pensiones P√ļblicas, y ya van unas cuantas desde hace m√°s de un a√Īo. La sala de la APDHA llena y la sensaci√≥n generalizada de que el esfuerzo ha dado sus frutos, merece la pena y alienta el activismo.

Aquí un tuit al respecto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *