14.06.2021

Sobre la bajada del paro en la provincia de Sevilla

Hoy se han publicado las cifras del desempleo actualizadas a marzo, que en nuestro país se ha reducido en 59.149 personas, cifra que supone el tercer mejor dato en marzo en la serie histórica, situándose por debajo de la barrera de los cuatro millones. Además, según el Ministerio de Trabajo, la contratación indefinida refleja un notable incremento: se han firmado 207.191 contratos indefinidos, la cifra más alta en un mes de marzo desde que constan datos. Es el 14,76% del total de contratos, un aumento que se acentúa gracias a la labor de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En la provincia de Sevilla, la bajada del paro ha sido la mayor en un mes de marzo desde que existen registros oficiales, si bien seguimos lejos aún de las cifras previas al inicio de la crisis sanitaria y la declaración del Estado de alarma en marzo de 2020. Según los indicadores publicados hoy, la provincia de Sevilla cuenta con 228.989 personas registradas en las oficinas del SAE, una bajada de 3.858 personas respecto del mes anterior.

Siendo datos positivos, cometeríamos un error si los comparamos con las cifras de marzo del año pasado: hay que hacerlo con las del mes anterior (febrero de 2020), cuando la crisis sanitaria aún no había repercutido en el empleo y el número de personas desempleadas en la provincia de Sevilla estaba en algo más de 193.000. Por tanto, sigue habiendo más de 35.000 sevillanas y sevillanos que tenían trabajo antes del Covid-19 y que ahora no lo tienen.

El porcentaje de contratos indefinidos firmados en marzo pasado también ha crecido en nuestra provincia, al igual que el número de contratos fijos acumulados durante el trimestre que llevamos de 2021, si bien no deja de seguir siendo muy pocos (apenas el 7,5%), menos de la mitad que en la media estatal. Sin duda, la reducción del desempleo en el sector servicios y el tirón de la hostelería vuelve a poner el foco en la debilidad de un sistema productivo basado en la temporalidad y la precariedad laboral, algo generalizado en nuestro país, pero muy especialmente en Andalucía. Otro rasgo que debería preocuparnos es la brecha de 60/40 en el desempleo de mujeres respecto a hombres, que no se reduce en tiempos de bonanza económica, pero empeora sustancialmente en tiempos de crisis.

Por último, creo que deberíamos seguir preocupándonos por los trabajadores y trabajadoras que siguen en ERTE. Sería impensable sacarlos de la agenda del escudo social del gobierno; en este sentido, debemos compartir plenamente la afirmación reciente de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, garantizando que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, que han permitido en España proteger 3,6 millones de puestos de trabajo de 550.000 empresas, se mantendrán mientras sea necesario.

Este martes hemos conocido la labor de mediación comunicativa, trabajo social y psicológico que desarrolla el equipo humano de la Sociedad de Personas Sordas de Sevilla, quienes, además, nos ha hecho llegar sus reivindicaciones en materia de derechos y las necesidades que presentan como colectivo en cuanto al servicio de interpretación de la Lengua de Signos y otros recursos específicos.

Paqui López y yo les hemos trasladado el compromiso de IU Sevilla para llevar esas reivindicaciones y necesidades a los ámbitos políticos e institucionales correspondientes, que pondremos en marcha en los próximos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *