“Ojalá vuestra imagen del Mar sea siempre la del verano, el Sol y el chiringuito”

“Hussein, el mayor del grupo, pide que se acerque un miembro de la tripulación. “Por favor, llama a mi hijo cuando lleguemos. Dile que su padre ya está en Barcelona”, dice el hombre sirio. Se emociona. Sus compañeros corren a apoyarle y consolarle. Tras siete años atrapado en Libia, está a punto de pisar Barcelona”.

Así describe Gabriela Sánchez en El Desalambre un momento de la llegada del Open Arms a puerto seguro. Hussein es de los más afortunados: no se puede cuantificar el número de personas que se han dejado la vida en el Mediterráneo, ni las que han sido o son torturadas, violadas, vejadas… durante meses o años, en manos de las mafias, o de gobiernos sin gobierno de los Estados que se encuentran camino de Europa. La mayoría, seguramente, ni siquiera conocerán el destino que buscan, sino otro igual o peor del que huyeron, o la muerte.

Hoy he participado en la concentración convocada por Somos Migrantes para gritar por las muertes producidas en el Mediterráneo y exigir soluciones. Mientras, la Unión Europea habla de creación de centros de internamiento y hotspots adonde trasladar y encerrar a las personas migrantes y refugiadas. Las concertinas, el mar como cementerio y los campos de concentración en el norte de África o en Lesbos me avergüenzan como habitante del primer mundo.

“¿Sabéis qué se siente cuando tus ojos no divisan tierra?… Yo puedo explicarlo. ¿Sabéis qué se siente cuando el oleaje empieza a crecer?… Yo puedo explicarlo. ¿Sabéis qué se siente cuando divisas a 5 y solo puedes salvar a 3? ¿Sabéis cómo es el Mar a 10 millas de la costa?… ¿No lo sabéis verdad? ¿Sabéis cómo es el infierno?…  No lo sabéis.

Es parecido a un mar con olas de 4 metros en la oscuridad de la noche, cuando el 99,9 % de vosotros no tiene cojones de entrar a 20 metros de la orilla.

¿Sabéis como retumban los gritos de socorro en mitad del Mar cuando no divisas a la persona?… ¿Sabéis cómo es un cuerpo flotando boca abajo, por el que ya nada se puede hacer?

¿Sabéis a qué velocidad se traga el Mar un cuerpo, cuando 10 segundos antes te miraba pidiendo ayuda?… ¿Sabéis que es el frío y la soledad?… No lo sabéis.

Ojalá vuestra imagen del Mar sea siempre la del verano, el Sol y el chiringuito, por que si algún día os veis en esta otra situación, rezad para que en los despachos de un gobierno den la orden de ir a buscaros”.

Chema Monreal, patrón de barco, marinero, rescatador y técnico en Salvamento.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/ojala-vuestra-imagen-del-mar-sea-siempre-la-del-verano-el-sol-y-el-chiringuito/