Libertad de prensa (?)

Según la Wikipedia, «La libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado».

Entiendo que cuando se refiere a «poderes del Estado», no sólo se está hablando del gobierno de turno y sus ramificaciones, sino de quienes verdaderamente controlan el poder, incluyendo el control del poder sobre el gobierno. Hoy día, en un pueblo cualquiera (pon tú el nombre) un periódico local gratuito no puede subsistir sin la publicidad que paga el ayuntamiento o, en su defecto, otro poder contrapuesto que lo sustente. Desde ese pueblo hasta que Marhuenda sea llamado para declarar en un juzgado hay muchos aleteos de mariposas.

En nuestro país, y en nuestro entorno, la vulneración del concepto de libertad de prensa está en la dark side de un sistema donde, como dice Chomsky, el elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

Se suele decir que las conmemoraciones diarias internacionales celebran lo que se desea y todavía no se ha conseguido. También habría que discutir la elección de esos «Día Internacional de», muchas veces paradigmas de manipulación conceptual (pero ese es otro debate). En este caso, parece evidente que el trabajo de un/a periodista está cada día más condicionado por sus relaciones con la empresa (pública o privada) que le paga (precariedad salarial y contractual, presiones del grupo de poder al que pertenece, de quienes pagan la publicidad del medio, etc.) y por las relaciones de dependencia o subsidiariedad de la empresa con «los poderes del Estado». Si es un/a periodista freelance, ni hablamos. Y de la RTVA y de la RTVE, TVSusana y TVMariano, ganas de llorar: no son corporaciones estatales, sino gubernamentales. Si la libertad de prensa es un share de Juan y Medio y Cristiano Ronaldo, no hay nada que celebrar: la prensa libre es un anuncio de El Corte Inglés. Reivindiquemos un Día Internacional de Georges Moustaki y seguramente nos pondrán un Día Internacional de Amancio Ortega.

 

(La imagen que encabeza este post es de La Boca del Logo, en Twitter).

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/libertad-de-prensa/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.