Sobre las cifras de desempleo en la provincia de Sevilla (marzo 2019)

Seg√ļn datos oficiales, el mes de marzo ha acabado con 193.668 personas inscritas como demandantes de empleo, frente a 196.107 en febrero.¬†El desempleo ha bajado en casi todos los sectores, especialmente en el sector servicios, con una reducci√≥n del paro en 1.277 personas; agricultura, con bajada de 467 personas;¬† Industria, con 447 menos; y construcci√≥n, con 628 paradas menos; y colectivo.¬†En el colectivo denominado ¬ęsin empleo anterior¬Ľ se ha producido una subida del desempleo en 380 personas.

(Aquí tienes una valoración más completa, en la web de IU Sevilla).

Con estas cifras, debemos alegrarnos de la reducci√≥n del desempleo y, adem√°s, dar todos los zascas que sean necesarios a quienes auguraban un incremento del desempleo por ¬ęculpa¬Ľ de la subida del salario m√≠nimo que aprob√≥ el gobierno a instancias de Unidos Podemos. Pero, dicho esto, seguimos, mes tras mes, con el d√≠a de la marmota. Se repite la precariedad, las contrataciones inestables y de escasa duraci√≥n. El car√°cter c√≠clico de las oportunidades de empleo y la escasa calidad del que se crea casi nos permite adivinar, sin apenas error, cu√°ndo crece y cu√°ndo baja, seg√ļn el mes. La excesiva dependencia de sectores vinculados a las vacaciones y el buen tiempo, como es el caso del turismo, frente a perfiles profesionales cualificados que, en muchas ocasiones, tienen que salir a buscarse el trabajo en otros lugares.

Hoy he hablado por tel√©fono con una compa√Īera cuyo hijo, que tiene estudios superiores en medio ambiente forestal, ha tenido que irse a trabajar a Galicia. Es un s√≠ntoma m√°s de la falta de oportunidades en nuestra tierra para seg√ļn qu√© empleos, pero no s√≥lo: las personas con menor cualificaci√≥n, que tienen los mismos derechos a llevar una vida digna, son contratadas con p√©simos salarios, carga de trabajo brutales y horas extraordinarias sin pagar.