28.11.2022

El pueblo de Lebrija se manifiesta masivamente contra los recortes de la Junta en la sanidad pública.

Según una hoja informativa difundida por la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Lebrija, el centro de salud cuenta con una dotación de 6,5 médicos/as diariamente, cuando la plantilla debería ser de 15 (según parámetros oficiales, para una población de 28.000 habitantes). Añadido a ese tijeretazo, la dirección de Valme decidió hace un par de semanas que ese mismo centro de salud asumiera las urgencias del Hospital de Lebrija entre las 8 de la mañana y las 8 de la tarde; las otras 12 horas se atenderían en el hospital por otro/a médico/a del centro de salud (una ilegalidad: un/a médico/a de atención primaria solo puede atender urgencias de atención primaria). Entre lo uno y lo otro, acumulado en el tiempo y cada vez peor, se explica el hito histórico movilizador de este sábado, en el que miles de lebrijanas y lebrijanos han recorrido las calles, desde el centro de salud hasta el hospital, para exigir a Moreno Bonilla y su gobierno que devuelvan la dignidad a la sanidad pública y se dejen de trampantojos (llamar «reorganización de las urgencias» a lo que son «más recortes puros y duros»).