En Lora del Río sabemos a dónde vamos

Nueva sede en Lora del Río. La última vez que estuve allí, hace un mes y medio, asistí a la conmemoración del 8M en un teatro lleno de personas, con un ambiente empapado de ilusión. Hoy, esa misma ilusión la he vuelto a ver en el espacio colectivo que han inaugurado en la Avenida de Prim.

Entiendo que las sedes de los partidos políticos no deben ser sitios de reunión, sino de encuentro. Locales abiertos donde todo lo que hemos sido, el histórico de lucha política en el movimiento obrero, vecinal y social tenga los pies en el suelo del presente y se proyecte hacia el futuro. Nuestras sedes no son santuarios donde nos estancamos en la melancolía de lo mucho y bueno recorrido, sino lugares donde las raíces de la militancia y el activismo se asentaron para crecer, para seguir creciendo.

Estoy convencido de que en Lora del Río, nuestra asamblea, tiene mimbres sobrados para entrelazar la Izquierda que somos con la alternativa política y social que allí, como en muchos otros pueblos y ciudades de la provincia, estamos creando en las calles. Visi, Asun, Miguel Ángel, Álvaro… son gente que no para de trabajar, con una capacidad enorme y mucha gente empujando en la asamblea. Por eso, que hoy hayan inaugurado la sede es una consecuencia natural de todo ese esfuerzo colectivo. A partir de ahí sólo cabe crecer, no me cabe la menor duda.

Enhorabuena, por tanto. Lo que queda por delante es todavía más ilusionante, si cabe. Lo que suceda no será una sorpresa, sino la confirmación de los pasos ganados al porvenir durante estos años. Lo resumió Lincoln en esta frase: “La mejor manera de predecir tu futuro es crearlo”. Pues así será en Lora del Río.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/en-lora-del-rio-sabemos-a-donde-vamos/

Deja un comentario

Your email address will not be published.