Diario de después del 8M

Todavía con los ecos de la manifestación más grande que se recuerda en muchos años. La mañana de después lo hablábamos, camino de Bollullos de la Mitación, con compañeros y compañeras de Sevilla Acoge e IU Sevilla: sólo la masiva protesta que hubo después del 11M (en la que Aznar intentó manipularnos con ETA) y las más recientes movilizaciones del 15M, se acercaron en presencia a las 100.000 que colapsaron las calles de Sevilla y, lo que es mejor, las expectativas de propios y extraños (estos últimos, PPSOE y C’s, ya se encargaron de fagocitar el tema y/o hacerse con el botín después de haberlo despreciado en las jornadas previas al éxito).

El mismo viernes 9, tras una reunión con Antonio Maíllo en el Parlamento, estuve con María Izquierdo (responsable institucional de IU Sevilla) en Los Palacios, donde se le rindió un emotivo homenaje a la primera concejala de la historia democrática de este pueblo, la compañera Mercedes Román. Todo un orgullo, por mi parte, haberla conocido, y todo un acierto del gobierno municipal en la demostración del cariño que han puesto en el evento, con la proyección de un reportaje en vídeo dedicado a aquellos primeros años que, para las últimas generaciones, las que no vivieron los coletazos finales del franquismo, es bastante desconocida.

Este sábado, durante la mañana, he participado en el Foro de Comunicación organizado por IU Andalucía para quienes llevan temas de prensa y redes sociales en nuestras asambleas locales o tienen interés estos temas. Además de las cuestiones técnicas, la idea fundamental del encuentro, en el empeño de desarrollar Izquierda Unida como movimiento político y social, nos ha servido para poner en marcha  una red de activistas de la comunicación en la provincia de Sevilla.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/diario-de-despues-del-8m/

Deja un comentario

Your email address will not be published.