Efectos personales

Un flamenco famoso le dijo una vez a su hijo: Tú échate a volar, pero no te muevas. Todo apunta a que el hijo no lo entendió, o no lo aplicó demasiado, pero eso no quita mérito a la frase.

Un siglo (por lo menos un año) que no paseaba por los caminos de la ribera del Guadaira. Domingo de sol, ya sin miedo a los columpios ni a las escaleras de los parques infantiles.

Esta semana me he salido del mapa, aprovechando acueductos para buscar conocimientos, aprehender. En Bruselas nos hemos encontrado con relatos que no nos cuentan quienes hacen negocio con los derechos humanos, con historias que persiguen plusvalía social, el progreso entendido desde las arterias y no desde los bolsillos.

La ciudad, como un mantel extendido sobre hierba mojada, sólo vista a través del cristal del autobús de vuelta Plaza de Luxemburgo-Gare du Midi, la central nuclear camino de Charleroi, los controles de entrada y salida, los militares empaquetados de cuatro en cuatro por las aceras y los andenes.

Tanto ajetreo que, veinte días después del adiós para siempre a mi padre, todavía no he encontrado el tiempo necesario (ese que tiene una vara de medir diferente a la métrica de los minutos y segundos) para recoger mis cosas más personales (las que queden, las que debo conservar) de la casa donde viví mis primeros treinta años. 

Todavía no se me ha despegado esa nota mental dominical que ponía: “ir a ver al viejito a mediodía”. Asumido: de hijo y padre, a sólo lo segundo, las etapas se suceden inexorablemente, tempus fugit y gracias.

Pensando: escribes en Facebook, en Twitter, en Telegram, subes fotos y mensajes a Instagram, compartes vídeos y canciones de Spotify… y no dejas nada para el blog, un preadolescente de más de 10 años. 

Decisión: Cambio de tornas: el preadolescente será notario.

Un pensamiento en “Efectos personales

  1. Leyedo tu entrada en el blog, me vino esta canción de Pearl Jam a la cabeza.
    El hilo de las ideas con un sentido, en una música penetrante, interpratada por Eddi Veder majestuosamente.
    Aquí te lo dejo amigo

    I see the world
    Feel the chill
    Which way to go
    Windowsill

    I see the words
    On a rocking horse of time
    I see the birds in the rain

    Oh dear dad
    Can you see me now
    I am myself
    Like you somehow

    I’ll ride the wave
    Where it takes me
    I’ll hold the pain
    Release it

    Oh dear dad
    Can you see me now
    I am myself
    Like you somehow

    I’ll wait up in the dark
    For you to speak to me
    I’ll open up
    Release me
    Release me
    Release me
    Release me

    http://youtu.be/dx_yiuO2ro4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *