Sal铆 a buscar el rayo verde

en el horizonte troquelado de Madrid tras una jornada compartiendo reencuentros, historias comunes y nuevos caminos por recorrer. Result贸 que cuatro o cinco se帽oras mayores pasaron por la puerta de La Nave; una pregunt贸 qu茅 ser铆a aquello, otra respondi贸 que una cosa de pol铆tica y una tercera que todos los pol铆ticos son unos chorizos (confirmaci贸n del coro al un铆sono). En el viaje de vuelta, chocolatinas, snacks y galletitas de m谩quina para cenar, m谩s cabezadas que miradas a los m贸viles o los libros, cansancio del s谩bado noche y repaso a las noticias de la prensa digital: en Diario de Sevilla, las veintitr茅s primeras entradas dedicadas a la semana santa (es verdad que la lluvia) y las ocho siguientes al expresidente del Betis (es cierto que el morbo). On the road termin茅 Socialismo de medio planeta y es tras ese the end cuando las dos citas del comienzo se clavaron en el centro de la diana, especialmente la segunda.

20240323_101436

Un fen贸meno celeste no es tan espectacular.