En la Asamblea de IU La Rinconada

Hoy he participado en la elección de la compañera Carmen Mudarra como candidata número uno de Izquierda Unida para la confluencia de La Rinconada. Aquí dejo mi breve intervención en la asamblea.

Como sabéis, hoy conmemoramos los 80 años de la muerte de Antonio Machado. El azar, supongo, ha querido que sea el día elegido para presentar este acto. En esta ocasión, el azar ha sabido elegir bien.

En una carta a las JSU, Machado escribió: “Desde un punto de vista teórico, yo no soy marxista. Veo, sin embargo, con entera claridad, que el socialismo, en cuanto supone una manera de convivencia humana, basada en el trabajo, en la igualdad de medios concebidos a todos para realizarlo, y en la abolición de los privilegios de clase, es una etapa inexcusable en el camino de la justicia”.

Coincido en estas palabras de Machado, salvo que sí me considero marxista. Pero de esas palabras se desprende una intensa humanidad. Esa humanidad, cuando pienso en nuestra gente, en nuestra asamblea, es la que se desprende de la organización de IU en este pueblo. La que se desprendió del emotivo acto de homenaje a Concha Caballero, la que se desprende de las personas que estáis aquí y que conozco más: Beatriz, Antonio, Paco, Carmelo…

Estoy convencido de que esa humanidad os va a llevar a elegir bien, en una etapa que se abre donde la pregunta ya no es qué va a pasar, sino qué vamos a hacer. En los próximos días celebramos el Día de Andalucía y el 8 de marzo. Sólo pensando en estas dos fechas, en lo que significan y en el peligro que corren con el tripartito de derechas y extrema derecha, ya encontramos razones para luchar, para seguir luchando.

Durante estos cuatro años, IU ha desarrollado en el Ayuntamiento de este municipio muchas de esas razones: alternativas a los problemas de vivienda, a las contrataciones, a los servicios públicos, a la participación ciudadana, el modelo de ciudad y de gestión municipal, la lucha contra la especulación y el pelotazo, etc. Todo este trabajo, estoy convencido, va a tener continuidad tras las próximas elecciones municipales, que son muy importantes porque vamos a tener que convertir los Ayuntamientos en poder resistente a los gobiernos andaluz y, ya veremos, si también del Estado.

No conozco a Carmen. Me gusta su curriculum, evidentemente es el de una buena candidata. Hace buena una transición como la que viene de Antonio y Beatriz. Pero una buena candidatura no hace un buen trabajo; una buena candidatura es el comienzo de un referente colectivo. Como decía una famosa canción de Miguel Ríos, que también cantó a Machado, “Necesitamos muchas manos, pero un solo corazón”. Estoy convencido, por esa humanidad que he citado antes, de que aquí haréis un buen trabajo; que haréis, que seguiréis haciendo, camino al andar.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/en-la-asamblea-de-iu-la-rinconada/