29.05.2022

Huellas sonoras

Un susurro puede ser
Mi manera de gritar

Durante esta semana de suave despegue bajo la canícula he estado leyendo, durante los desayunos, artículos de Le Monde Diplomatique que tenía atrasados y la última edición de Mundo Obrero. Además, y normalmente a la hora de la siesta, he disfrutado de ‘La senda de las nubes: Historias de la antigua sabiduría china’, de Catherine François, que he terminado hoy.

(más…)

Campanas (también la de Gauss)

Never let me down again

A veces, algunos taxistas se pelean a grito pelado en la parada del Arenal, más o menos a medianoche, cuando cualquier sonido en la plaza atraviesa la campana de Gauss y solo el paso del tren de mercancías es capaz de anular las voces y los ecos. Sin duda, un sector tan perjudicado por los VTC, la reconversión permanente y la crisis sanitaria está viviendo malos momentos y el estrés se sentará al volante en más ocasiones de las precisas. Te despiertan si duermes, pero los insomnios son suyos.

(más…)

La creatividad y el activismo

And when a child is born into this World
It has no concept…

Leyendo el artículo «Unas campañas de disuasión masiva. Los estados recurren a la propaganda para disuadir a los migrantes«, encuentro un lienzo del artista siciliano Giovanni Iudice muy apropiado para no abandonar la conciencia de clase ni en estos tiempos de vacaciones. Precisamente anteayer hablamos de Venecia, compartiendo unas cervezas con nuestra amiga Ana en La Jarrita. También de trabajar en Japón: ahí la referencia artística sería Tetsuya Ishida y su «Silla del jefe de departamento de un edificio abandonado», o también su funesto «Retirado».

(más…)

En tonos de azul

Aterrizaje suave, lleno hojas con notas para el informe político de la asamblea provincial de octubre, quedo con Manuel Tamajón y Fran García para recorrer los primeros escalones, Step by step little by little / Step by step take it line by line. Aprovecho la hora de la siesta para no dormirla: leo libros pendientes, pacientes habitantes del lado frío del dormitorio. Reciclo cartas acumuladas del banco, facturas de electricidad, avisos de las compañías de seguros varios y recordatorios manuscritos en cualquier papel pillado al azar.

(más…)