Di谩logo de fugitivos

芦Nosotros no necesitamos el apetito, tenemos el hambre禄. Ayer cerr茅 un libro en la piscina municipal (‘El alma del hombre bajo el socialismo’, de Oscar Wilde) y hoy he abierto ‘Di谩logo de fugitivos’, de Bertolt Brecht. La edici贸n que tienen en la biblioteca es de 1973, es decir, una joya de bolsillo publicada en plena agon铆a del r茅gimen.