C贸mo tratar con la propaganda fascista sin futuro ni pasado

El bulo y la propaganda maliciosa es el cuerpo y alma de la t谩ctica de la extrema derecha. Las pretensiones ultras repugnan a la mayor铆a, pero se acomodan a estados de 谩nimo que todos tenemos en alg煤n momento. No se les puede combatir desenmascar谩ndolos. La verdad no sirve para eso. La verdad tiene que ser un componente de cualquier discurso pol铆tico honesto. Pero solo eso, un componente. La verdad es como la puntualidad: es necesaria pero a partir de ella est谩 todo por hacer.Enrique Del Teso, en la revista laU