La fuerza de los d茅biles聽

Frente a la fuerza de la costumbre, la de los d茅biles. Frases de un libro de autoayuda para retratar a Susana D铆az, el hartazgo social derivado por el sistema hacia la desmovilizaci贸n, el Parque de Bomberos de Santiponce sin bomberos y el comienzo del curso escolar con subida de la marea (verde).

Esplendor en la hierba聽

Termino de leer Malentendido en Mosc煤 en la espera de la piscina municipal. Me pregunto cu谩ntos libros habr茅 empezado y acabado in itinere o en los entreactos programados. As铆, a bote pronto, recuerdo una colecci贸n completa sobre Poirot en los trenes de cercan铆as de ida y vuelta al trabajo en la Expo 92, s贸lo interrumpida cuando me acompa帽aba en el trayecto una chica de Las Portadas que trabajaba conmigo (con la que me cas茅, cuatro a帽os m谩s tarde).

La soportable levedad聽

Una semana de acampada y, nada m谩s llegar a casa, ya s茅 qu茅 echar茅 de menos y qu茅 recordar茅 de estos d铆as de levante en la playa y horas tibias de lectura bajo los 谩rboles, la (agradable) sensaci贸n de hallarme por las noches en el interior de la bodega de un barco, los vinos del atardecer al amor del fuego amigo y la absolutamente soportable levedad del ser.

20

Hace veinte a帽os, o eso dicen los informativos de la televisi贸n. En el camping Jaranda, la megafon铆a hab铆a pedido un minuto de silencio "por el atentado en Biescas". De all铆 fuimos a Salamanca. Ahora, bajo estos 谩rboles, no en Jarandilla de la Vera, sino en Zahora, veinte a帽os despu茅s, la vida vuela, la vida mancha, tempus fugit.