01.06.2020

#UnPaísParaSuGente

Hoy ha arrancado la investidura en el Congreso tras la firma del acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para inaugurar, al fin, una nueva etapa en la que España aspira a convertirse en un referente europeo de justicia social. Un programa de Gobierno con el que avanzar en derechos sociales, servicios públicos, políticas feministas y de lucha contra el cambio climático.

Con este acuerdo ponemos fin a una década perdida en términos de derechos sociales y libertades, una década en la que las instituciones han dado la espalda a la ciudadanía para plegarse a los intereses de los poderosos. El próximo Gobierno tiene, como reto fundamental, convertir el “sí se puede” en políticas activas de gobierno.

Es el momento de demostrar que hay alternativa. Aquí algunas de las claves del nuevo proyecto de país que arranca hoy:

Un país con sus trabajadores y trabajadoras: Derogación de la reforma laboral e impulso de un nuevo estatuto de los trabajadores; derogaremos la posibilidad de despido en los supuestos de absentismo causado por bajas por enfermedad; derogaremos la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

Un país con sanidad pública: eliminación progresiva de copagos, introducción progresiva de la Atención a la Salud Bucodental de la población en cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

Un país con educación pública: derogación de la LOMCE, universalización de la Educación Infantil 0-3 años, nueva política de las becas y tasas universitarias.

Un país con pensiones dignas: Actualización de pensiones al IPC por ley y eliminación del factor de sostenibilidad.

Un país que blinda a las familias vulnerables: Protección al 100% de las familias vulnerables por pobreza energética (prohibición de corte de suministros cuando el impago es por razones ajenas a voluntad).

Un país que cuida a los y las dependientes. Reducción drástica de las listas de espera en todo el territorio nacional con el objetivo de conseguir una disminución a largo de la legislatura de al menos un 75%, mejorar la financiación del nivel mínimo de dependencia y recuperar el nivel acordado derogado por el Partido Popular.

Un país que ataja la corrupción: Fin de la Ley Berlusconi eliminando el plazo máximo de instrucción de procesos que se sigan por corrupción.

Un país feminista: Igualdad real y lucha contra las violencias: Ley que garantice la igualdad retributiva entre hombres y mujeres. Implementar de forma progresiva permisos de paternidad y maternidad iguales, intransferibles y 100% remunerados a 16 semanas. Plan integral de Compensación, Reparación y Recuperación de la Autonomía para mujeres que sufren violencia machista. Blindar que sólo sí es sí en cumplimiento del Convenio de Estambul. No a los vientres de alquiler. Medidas para garantizar la presencia equilibrada de mujeres y hombres en organismos y órganos públicos y en los consejos de administración de sociedades públicas y privadas y en los órganos de toma de decisiones sobre condiciones laborales, procesos electorales, convenios colectivos, acuerdos profesionales, etc. Medidas para que los procesos de denuncia y judiciales tengan perspectiva de género y que los y las profesionales que intervienen en ellos tengan la formación necesaria al respecto. Desactivación de lo que se denomina “tasa rosa”.

Un país que protege el planeta. Aprobación del Plan nacional integrado de energía y clima, reforma del mercado eléctrico y bajada de la factura. Aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Creación del Fondo de Compensación de Daños Medioambientales.