30.09.2020

Unas condiciones dignas para atender a pacientes con cáncer en el Hospital Macarena de Sevilla

El 19 de octubre se celebra el día internacional de la lucha contra el cáncer de mama. Se trata, según la Organización Mundial de la Salud, de señalar esa fecha del calendario para “promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos”. Asi que cada 19-O todas las administraciones públicas se vuelcan en actividades de concienciación, nos ponemos lazos color rosa y se llevan camisetas del mismo color en carreras populares. La Junta de Andalucía, con el lema ‘Ante el cáncer de mama, no estás sola’, destacó el año pasado la necesidad de “sensibilizar a las mujeres para participar en el programa de diagnóstico precoz y luchar contra el tumor más frecuente en las mujeres”. Un lema bonito, sencillo, pero…

En el Hospital Macarena, las personas con cáncer “estar siendo atendidas en los sótanos del hospital, en unas condiciones deplorables y del todo indignas, donde la masificación que cada día se produce en las consultas implica que los pacientes oncológicos pasen horas de pie, en salas de espera que carecen absolutamente de ventilación natural, en consultas que no disponen ni de lavabos para una correcta higiene de los sanitarios ni de los pacientes y tan pequeñas que carecen de medidas que garanticen la intimidad”, según denunció en octubre pasado una docena de asociaciones de mujeres con cáncer de mama.

Hoy, siete meses más tarde, esas mismas asociaciones han vuelto a la carga enviando una carta al Consejero de Salud, en la que advierten que «Con motivo del estado de alarma, se han anulado citas presenciales no imprescindibles y se están realizando consultas telefónicas en los supuestos que el estado del paciente lo permite. Sin embargo se da la circunstancia de que a pacientes oncológicos les están suspendiendo las citas para recibir tratamiento y por ello, hay enfermos/as que están, literalmente viéndose desfallecer, por carecer del tratamiento adecuado en el momento adecuado».

El gerente del hospital que las recibió en octubre dimitió hace unos días por motivos personales, aunque había razones conocidas y denunciadas para pedir su marcha. Pero el mismo Consejero de Salud (y Familias) titular del lema “No estás sola”, parece haber acompañado poco a las mujeres que realizaron las reivindicaciones de octubre. Esperemos que esta vez sí se tome el asunto en serio y para el próximo Día Mundial del Cáncer de Mama haya en el Macarena un espacio “que reúna las condiciones sanitarias de habitabilidad, confortabilidad y utilidad suficientes para poder ser tratadas dignamente”.

La noticia completa está en Europa Press. Y, efectivamente, hubo un tiempo no muy lejano en que las cosas eran igual, pero al revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *