Un millón de pasos que merecen la pena

En mi diario político y sentimental de hoy he escrito, entre otras cosas, lo siguiente: Recorro el camino desde el metro de Puerta Jerez hasta la Barqueta siguiendo el ritmo de las canciones de Santiago Auserón, llego a la reunión con ‘Luz de mis ojos’. En el grupo de Atención Primaria de Marea Blanca hay personal sanitario que vive el día a día en los centros de salud, gente experta en análisis globales de la sanidad y también quienes vamos a aprender y sólo aportamos nuestra experiencia como pacientes y como activistas; a lo sumo, en mi caso, el ofrecimiento a dar traslado de las propuestas y las rebeldías al ámbito de la política. Cuando salgo, la sensación más acertada es la de haber asistido a un máster urgente y lúcido. Tantas cosas en la cabeza, tantas ideas útiles, tanto por hacer…

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/un-millon-de-pasos-que-merecen-la-pena/

A %d blogueros les gusta esto: