Elefante o cornaca

Hago un repaso a la galería de mi móvil y me pregunto si soy el elefante de Saramago o su cornaca. En la novela, miles de millas de un viaje donde el paquidermo es la excusa argumental para mostrar la naturaleza humana. En mi caso, cuarenta pueblos visitados (asambleas, actos públicos, reuniones con alcaldes/as…), muchos de ellos más de una vez (y dos), pero muchos más pendientes, donde trazar el mapa de la provincia de Sevilla requiere, por suerte, ver a mucha militancia, mucha gente que no sale en las noticias, pero que cada día hacen su trabajo político y social, la mayoría de las veces sin remuneración, a base de pulso y ganas… y casi nunca reconocido. Ni siquiera el esfuerzo de estar todos los días en ruta es suficiente. […]