22.10.2021

Silueta, oleaje, World in Motion

Desayuno con diamantes: «Triunfar en la vida a menudo exige cambiar de ideal, no cambiar de vida para que triunfe el ideal». Lecturas dominicales geopolíticas: la nueva Constitución en Chile, el centenario del PCCh, el turismo social vs. el turismo de consumo en Francia… todo con necesidad de Julia, eclectrónica contra la canícula. Rozamos las paredes donde las aceras en sombra; en la cola de la panadería, una mujer envía un audio por WhatsApp: «son las dos de la tarde y no hay nadie por la calle en Dos Hermanas».

Que el 11 de julio de 2020 también hacía un calor brutal en Las Setas. Que el 11 de julio de 2019, Paqui y yo íbamos asfixiados (con el aire acondicionado del coche averiado) camino de La Puebla de los Infantes.

Sin embargo, la tarde refresca. La gente se despereza, saca el perro a pasear y las parejas van por la circunvalación a dejarse llevar por la brisa tibia de final de domingo. Nadie me ha llamado por teléfono durante el fin de semana, solo los grupos de mensajería instantánea se han movido sin salpicar el oleaje. El cielo sigue blanco y camino escuchando jazz suave del país de Murakami. En Instagram, New Order publica su himno pop para animar a su selección. Love’s got the world in motion / And I know what we can do! No soy futbolero, pero voy con England.