Rueda de repuesto

Mi médico es de los que ponen un papel en la puerta donde dice que la hora de la cita es orientativa, que hay que tener paciencia, que él atiende a sus pacientes el tiempo que hace falta. Nunca pone reparos en solicitar una analítica o enviarte a un/a especialista; tampoco receta lo que le ponen que recete, sino lo que tiene que recetar. Mi médico no tiene horas, ni desayuna. Es un médico de familia responsable, al que probablemente le guste su trabajo más que a la mayoría, que no trabaja por objetivos especulativos, sino por la salud de la gente.

Cuando salgo del centro de salud, con los leucocitos un poco más altos de lo que marcan los cánones, me entero de que el segundo premio de la lotería ha caído en La Paraíta, una tienda del barrio donde he pasado más de media vida. Inmediatamente le pongo cara a personas que compran el pan allí a diario; muchas son madres del cole donde está mi hijo, que salen disparadas para trabajar en el supermercado o limpiando la casa de alguien con más recursos. Me alegra pensar que algunas de esas personas, tal vez conocidas (ya me enteraré, supongo), se hayan llevado algún pellizco de la suerte para tapar las grietas o tal vez para comer y pagar la hipoteca. Gente humilde que fue la primera en sufrir la crisis y será la última en abandonarla.

Parece que el voto de lo que antes era el cinturón rojo de Barcelona se ha decantado por Ciutadans. Que el PP sea un altra empresa que marxa de Catalunya, esa coña que circula hoy por los grupos de whatsapp, no es mérito de Arrimadas y Rivera, sino demérito ajeno. Hay quien se queja de mi médico porque te atiende más tarde de la hora que te han dado. Nuestro objetivo, como zoón politikón, es hacer entender que el problema no es la tardanza de mi médico, sino quienes tienen la responsabilidad de que haya más médicos y mejor sanidad pública para que las citas de atención primaria no se den cada cuatro miserables minutos. Lo otro, como lo de Arrimadas y Rivera, no es más que poner la rueda de repuesto al PP, el cuñado que presume de que en la privada te atienden mejor.

Una de las mejores canciones de este año se titula, más o menos, “Te quiero más de lo que tú te quieres a ti misma”. Su autora, Austra, dice: “No aceptes nada de lo que te han dicho que es la manera apropiada de vivir”. Pues eso.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/rueda-de-repuesto/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.