01.07.2022

Rendición de cuentas: semana del 22 al 28 de noviembre

Concentraciones en San Telmo (apoyo a la huelga del metal), en el Parlamento de Andalucía (con las plataformas de pensiones) y en Camas (donde el instituto Tartessos se cae a pedazos). Actividad institucional en Diputación de Sevilla y actividad orgánica en Sevilla ciudad; defendiendo la sanidad pública (con recogida de firmas en Bormujos), visita al consultorio de Espartinas y preparando agenda de movilizaciones junto a CC.OO y organizaciones sindicales, sociales, políticas, plataformas y mareas. Son algunos hitos de una semana que hemos terminado junto a Enrique Santiago y activistas que han sufrido la ley mordaza, y en la que militantes y simpatizantes de nuestra organización nos hemos manifestado contra la violencia machista en las calles y las plazas de pueblos y ciudades en toda la provincia.

El abuelo de mi suegro decía “Sales al campo con mechero, navaja, cuerda y saco y seguro que vuelves con algo”. Mi suegro no fuma, pero siempre lleva un encendedor en el bolsillo. Tampoco va ya al campo, pero nunca le falta su navaja, de esas cuya empuñadura se oculta por completo si cierras la mano. Dice que así no te la confisca la guardia civil. Me da envidia cómo lo cuenta, y pienso que ojalá yo supiera explicar con esa eficacia algunas cosas que pasan ahí afuera, como lo que ocurrió la tarde noche del lunes a las puertas de San Telmo, donde tocábamos a un antidisturbios por cada dos personas concentradas en apoyo a la huelga del metal y, aún así, no fue necesario tanto despliegue, porque con un puñado de cafres intolerantes ya no necesitábamos policías. Menos mal que Lucha De Clases 1; Clase Contra Clase 0, por mucho que los revolucionarios de pólvora ajena confundan la huelga con el carnaval y el postureo.

El martes por la mañana estuvimos apoyando al comité de empresa del Hospital del Aljarafe, que dos días en semana recogen firmas para exigir a la Junta de Andalucía su internalización para el SAS. En el encuentro estuvimos miembros de la dirección provincial y más: militantes y cargos públicos de Espartinas, Pilas, San Juan de Aznalfarache, Bormujos, Olivares, Aznalcóllar y Palomares, además de nuestro parlamentario Ismael Sánchez, con quien, un poco más tarde, nos unimos a nuestro grupo municipal de Espartinas para conocer la precaria situación del consultorio

El miércoles por la tarde asistí a la concentración convocada por las plataformas en defensa del sistema público de pensiones, ante las puertas del Parlamento de Andalucía, para presionar a Moreno Bonilla (coincidiendo con el inicio del debate de los presupuestos de nuestra comunidad autónoma) con una enmienda que pide el incremento de las partidas presupuestarias en las pensiones no contributivas. Más o menos, muy resumido, lo explico en este vídeo que grabamos allí sobre la marcha. 

Ese mismo miércoles estuve on line en la reunión quincenal de la Comisión Colegiada de IU Andalucía, donde propuse (y se aprobó) el inicio de una campaña para apoyar el indulto a María Salmerón. Y prácticamente sin solución de continuidad, de la colegiada me metí en la sede provincial de CC.OO., donde me incorporé al ‘Encuentro en defensa de la sanidad pública en la provincia de Sevilla’, que acabó a las 20:00 h. sin tiempo para acudir al Foro de Debate de la Red de Activistas de IU Sevilla con Javier Pérez Royo que, bajo el titulo “Poder Judicial, una asignatura pendiente”, había empezado a las 7 de la tarde.

El jueves por la mañana estuve en el pleno de la Diputación de Sevilla, donde se aprobó nuestra moción, presentada por María Izquierdo, sobre la puesta en marcha de un órgano provincial que promueva actividades de memoria histórica. El texto de la moción aprobada se redactó tras un encuentro con representantes de colectivos memorialistas de nuestra provincia, que tuvo lugar la semana pasada.

El viernes, también con Ismael Sánchez, estuve en Camas apoyando la huelga de estudiantes, madres, padres y docentes del IES Tartessos. Y la mañana del sábado, hasta mediodía, he asistido con Paqui López al pleno de la Asamblea Local de IU Sevilla ciudad, donde se ha renovado su dirección con una única lista presentada y elegido por unanimidad a la compañera Camino Morgaz (quienes la conocen bien suelen decir que ya nació activista social en su barrio, Bellavista) como nueva coordinadora de la organización local más numerosa de la provincia.

Conicidiendo con la asamblea, he tenido la oportunidad este sábado de echar un buen rato con Enrique Santiago (nuestro diputado, secretario de Estado de Agenda 2030 y jefe del PCE), en una reunión con activistas de diversos ámbitos (pensiones, memoria, desahucios…) que han sufrido sanciones administrativas a lo largo de los últimos años por el simple hecho de participar en manifestaciones y concentraciones pacíficas; la idea del encuentro ha sido, precisamente, recoger testimonios reales de las consecuencias de la nefasta Ley Mordaza. Las personas allí congregadas, en torno a una mesa, han explicado sus historias tan bien como el abuelo de mi suegro; o como mi suegro.