18.09.2021

Pavo Real

Por la mañana entrevistan a José Luis Rodríguez (Zapatero) en RNE y por la tarde escucho a José Luis Rodríguez (El Puma) en la cafetería ‘La penúltima’ mientras espero a que mi hijo salga de sus clases de piano. Dueño de ti, Dueño de qué, Dueño de nada... (¿cuántos lustros hace que no escuchaba esa canción, qué habrá sido del autor de ‘Pavo Real’?). Está el realismo sucio de Raymond Carver (o del Bruce Springsteen más profundo), el realismo mágico de García Márquez (o del culebrón colombiano ‘Caballo Viejo’) y el pavorrealismo de Elías Bendodo y su tostada con aceite y jamón.

Seguramente, los que mandan en la Junta de Andalucía desayunan menos con agricultores y ganaderos humildes que con quienes manejan los lobbys de las casas de apuestas y del juego on line, por eso recortan el presupuesto dedicado a la lucha contra la ludopatía y meten las narices en los ayuntamientos que regulan contra la proliferación de salones dedicados a potenciar la heroína del siglo XXI.

Para contrarrestar ese idilio, hoy nos hemos reunido representantes de Podemos e IU con nuestros parlamentarios andaluces Chus Fernández y Guzmán Ahumada, con la idea de incrementar el frente institucional y social contra el negocio insaciable de la adicción al juego. Para ello, hemos contado, además, con miembros de varios colectivos ciudadanos, como la Asociación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados. De nuestra organización provincial han participado compañeros y compañeras de Los Palacios, Espartinas, Mairena del Alcor, Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas y Sevilla ciudad.

Por la tarde, mientras continúan celebrándose asambleas locales, he compartido con María Izquierdo una reunión de trabajo sobre la situación del Hospital del Aljarafe, junto a compañeras y compañeros de la dirección provincial de Podemos y activistas de Marea Blanca Sevilla.

Y mañana, mientras (quién sabe si) el pavorrealismo desayuna con gerifaltes de la sanidad privada, estaremos en Montequinto reivindicando más medios materiales y humanos para la sanidad pública andaluza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *