Take me away

Los días de esta semana han pasado como temas free jazz de Hiromi: del vértigo a la paciencia, de naif a minimalista, a veces turbio y otras transparente, entre el sobresalto y la placidez, incluso tiempo para la reflexión y la armonía. 

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/take-me-away/

Jarrones chinos

Dicen que dijo una vez Felipe González: “Somos como grandes jarrones chinos en apartamentos pequeños; no se retiran del mobiliario, porque se supone que son valiosos, pero están todo el rato estorbando”. Se refería a los ex presidentes de gobierno, aquello del “síndrome de la Moncloa”.

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/jarrones-chinos/

Sweet heart like You

En las confiterias de Elche no saben qué es una palmera de chocolate. Me lo contó Fran García, que una vez pidió una en la ciudad con más arecáceas por metro cuadrado de la península… pero sin su referente en repostería.

Me he acordado de esa anécdota al ver esa enorme palmera en una pastelería de Ronda. Cuando he subido la foto a Instagram, no he podido evitar titularla como una canción del último Nobel de Literatura. 

Este post no es una frivolidad, por cierto. Fran y yo (y más gente) sabemos por qué.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/sweet-heart-like-you/

A Rota entre algodones

Quien conoce la Nacional IV sabe que en estas fechas es fácil llegar a Rota: basta seguir las migas de algodón que van dejando los camiones en el arcén, desde Los Palacios hasta las alambradas de la Base Naval.

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/a-rota-entre-algodones/

Lo mejor está por venir 

Nunca perdamos nuestra capacidad de asombro. Esta mañana me echaba las manos a la cabeza cuando Alejandro -trabajador de la Clínica Santa Isabel despedido por ejercer su derecho a la libertad sindical– me contaba su periplo desde el 25 de julio hasta ahora, la actitud de la empresa -qué duro se me hace mencionar esa palabra cuando hablo de salud- y las relaciones laborales que existen en la sanidad privada (que, como concertada con la pública, también se mantienen con nuestros impuestos).

Y qué duro se me hizo estar en la concentración y ver cómo entraba el gerente de la clínica, traje y zapatos castellanos, y cómo salía y tomaba un taxi con la arrogancia de quien sonríe mientras pisa una colilla. Un puesto de trabajo hoy es igual que una silla esperando ser ocupada al lado de un contenedor de basura. 

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/lo-mejor-esta-por-venir/

Salvemos Doñana

Dos frases de Margallo (sic) esta mañana en Radio Nacional. Una, que el ejército de infantería está para destruir al ejército de artillería, “a ser posible del enemigo”. La otra, que en la República Francesa se habla del presidente socialista francés y no del presidente francés socialista. 

Aparte el mensajero, las dos son muy útiles para entender de qué va lo que pasa, lo podemos aplicar a lo que escuchamos, vemos y leemos. La dialéctica es un buen método para cuestionar eso que nos cuentan como si fuesen verdades incuestionables. 

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/salvemos-donana/

Esa gente

Hay colectivos (en nuestro caso asambleas) que pueden demostrar que sí hay respuesta a aquella pregunta de aquella canción de El Último de la Fila (¿Para qué sirve una hormiga?). Son asambleas (en otros casos colectivos, plataformas, asociaciones, etc.) cuyos logros no cambian el mundo, pero sí mejoran, a veces mucho, a veces poco, pero nunca lo suficiente como para que sean valoradas como se merecen.

Continuar leyendo

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/esa-gente/