No todo va a ser follar

Sales de casa a las 8,35 h. silbando una canción de Javier Krahe que has escuchado la noche anterior. Camino de la escuela, tu hijo te pregunta cuál es la diferencia entre un colegio público y uno privado. Cuando se lo explicas, te dice que él, de mayor, llevará a su niño o niña al Cervantes.

La normalidad en la radio pública estatal es tal que los tertulianos y tertulianas de ABC ya son los más progresistas y argumentar no es necesario porque el Partido de los Cuñados ha implantadp el sentido común. El techo de gasto es el sentido común, es sentido común que las pensiones públicas son insostenibles y los recortes son sentido común y constitucional.

Menos mal que nos queda Pedrera. Llegamos antes de tiempo y un compañero nos enseña la piscina cubierta que terminarán pronto. Qué manía la mía: después de ver las instalaciones, lo único que acabo fotografiando es un transformador de Endesa que nuestra gente ha conseguido hacerlo patrimonio municipal para rehabilitarlo y convertirlo en un precioso silo público. 

Nuestro Antonio Nogales es así, no hace falta pirotecnia para ser un magnífico alcalde de izquierdas. Y siempre hablando de lo bueno que es su grupo. Salimos de Pedrera antes de que empiece la segunda parte del fútbol y en mi WhatsApp hay un mensaje de voz de mi pequeño recitando un poema de Miguel Hernández, cosas del tema 4 que están dando en el cole.

Llego a casa casi a medianoche. Los tertulianos y tertulianas de la radio pública estatal son todavía más conservadores que los de la mañana. La normalidad es que Montoro le ha respondido al Partido de los Cuñados que hay 5.000 millones de tijeretazo al techo de gasto del sentido común. Javier Krahe no se hizo rico porque su música nunca estuvo en venta, como la de otros.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/no-todo-va-a-ser-follar/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.