17.10.2021

Lo que no se dice

No sé si es políticamente correcto tener un blog y no utilizarlo como difusor de notas de prensa, megáfono de consignas o aparato de propaganda explícita, teniendo en cuenta que las cosas mediáticas andan escasas de lo que, en tiempos, denominábamos agitpro.

No s√© si es pol√≠ticamente sensato encabezar un post con una foto del ¬ęmomento de despu√©s¬Ľ, justo cuando terminamos una rueda de prensa en la puerta del ayuntamiento de Santiponce para hablar de c√≥mo una alcaldesa agota todas las recomendaciones del Manual de Malas Mal√≠simas Pr√°cticas Pol√≠ticas, incluyendo la que podr√≠amos denominar ¬ęAnexo del Clavo Ardiendo¬Ľ, una especie de √ļltimo mandamiento que dir√≠a m√°s o menos as√≠:

Si todos los medios habidos y por haber no son suficientes para agarrarte al bastón de mando, echa mano de los tránsfugas.

Aquel Clan de la Tortilla que abandon√≥ el marxismo y dijo adieu a Pablo Iglesias (me refiero al fundador del PSOE) se agarr√≥ al Pr√≠ncipe de Maquiavelo y… perd√≥n, me estoy enredando.

A lo que iba: el momento de despu√©s tiene un momento anterior a ¬ęel momento¬Ľ. Nuestra gente de Santiponce nunca deja de sorprenderme. Cuando se dice que un colectivo funciona como una familia, muchas veces se utiliza como expresi√≥n negativa, pero este no es el caso. Cuando en IU Santiponce ocurre algo, sus militantes se arropan como una familia de las buenas, es decir, con calor humano, cari√Īo, compartiendo las tristezas y celebrando las victorias. Algo de culpa tiene nuestro Pepe L√≥pez,¬†que fue¬†alcalde hasta que la m√°xima autoridad local, auspiciada por la √ļnica autoridad en el PSOE soy yo, les guste o no, y as√≠ seguir√≠amos subiendo hasta llegar a Suresnes y… perd√≥n, vuelvo a enredarme.

No, ahora en serio. Mar√≠a Izquierdo y un servidor llegamos a las 10 de la ma√Īana a la puerta del ayuntamiento de Santiponce y ¬Ņqu√© nos encontramos? Pues ni fr√≠o ni nada, un mont√≥n de personas, compa√Īeras y compa√Īeros que estaban all√≠ para recibirnos. Cuando lleg√≥ Antonio Ma√≠llo, apenas unos minutos despu√©s, y decidimos vernos y charlar un rato, no tuvimos m√°s remedio que convertir una visita al grupo municipal en una asamblea donde escuchar, m√°s que escucharnos. Y luego, tras hablar con los medios, desayunamos juntos para demostrar, demostrarnos, que los conceptos pol√≠tica y compa√Īerismo son antit√©ticos, interesados, ox√≠moron.¬†Cualquiera visita la asamblea de Santiponce como quien hace la visita del m√©dico, en vez de la visita a la familia. De ah√≠ la foto de arriba, que muestra lo que no se dice, ni se ve, que es lo mejor de la trastienda pol√≠tica, eso que amortigua¬†los sinsabores, las horas sin dormir, los kil√≥metros en las carreteras y el permanente echarte las manos a la cabeza ante tantas injusticias, miserias y problemas de la clase trabajadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *