23.10.2021

Leyendo: Franquismo, S. A., de Antonio Maestre

Conservo en mi cuenta de Spotify una lista de canciones titulada ‘26122015’, que hice para la primera vez que nos juntamos en casa un mont√≥n de compa√Īeras y compa√Īeros de IU Dos Hermanas, devenidos/as en amigos/as visibles, para celebrar una fiesta (comida) del amigo invisible. Ese a√Īo salimos con vida del insufrible proceso Ganemos y, lo que es m√°s importante, logramos generar una camarader√≠a tan fuerte que hasta hoy, un lustro m√°s tarde, no ha hecho m√°s que crecer y solidificar.

Desde entonces, repetimos cada diciembre. El √ļltimo ‘amigo invisible’ fue hace unos d√≠as, en casa de Laura y Fran, que a fecha de hoy acumulan m√©ritos sobrados para escribir un manual de autoayuda sobre ¬ęc√≥mo sobrevivir a la irrupci√≥n en el entorno hogare√Īo de dos docenas largas de personas, de todas las edades y pelajes¬Ľ(y algunas faltaron por motivos de trabajo).

En ese autohomenaje celebramos la consagraci√≥n de la amistad, esa de la que tanto se habla y hasta simboliza la relaci√≥n social del imperio ¬ęme gusta¬Ľ, que ya sabemos no supera al estribillo de Roberto Carlos (el cantante), pero que en nuestro caso, y eso que surgi√≥ de la pol√≠tica, es m√°s verdad que el sol y la tierra. Pero tambi√©n cumplimos con el formato-excusa del evento, y nos hacemos regalos como el que encabeza este texto, que me realiz√≥ mi amigo invisible Fran Garc√≠a Parejo, a quien, cosas del sorteo, me toc√≥ corresponder con ‘Feliz final’, de Isaac Rosa.

Como no vemos tele en casa, apenas conozco al autor por cosas que le he le√≠do en Twitter y en alg√ļn que otro art√≠culo. Voy por las primeras p√°ginas del libro, la peque√Īa introducci√≥n y un par de cap√≠tulos, y lo que estoy percibiendo es una prosa efectista y ocurrente, como la de los tertulianos surgidos desde Pablo Iglesias para ac√°. Evidentemente, el contenido que se propone es another brick in the wall de esta democracia surgida de luces y sombras, algunas de las cuales son tan siniestras que beben de las mismas tinieblas que se cebaron con nuestros muertos.

Hubo un tercer libro que se regaló en el amigo invisible: creo que fue Manuel Tamajón quien recibió el de Alberto Garzón. Verbigracia: Como en cualquier familia, los regalos fueron variopintos, salvo en la cuestión de literatura y ensayo, en nuestro caso bastante tendenciosa.