05.06.2020

La Red de Activistas de IU Sevilla analiza las cifras del paro

Aquí tienes el análisis que hace la Red de Activistas de Izquierda Unida de Sevilla sobre los malos datos que se han publicado hoy sobre el paro registrado.

Algunas consideraciones a nivel general:

Los datos de desempleo registrado reflejan una mayor pérdida de afiliados a la Seguridad Social (212.000) en un mes de agosto desde 2008. Ha conllevado, además, un desplome de la contratación indefinida (un 19,9%), así como un aumento en más de 54.300 de personas paradas, un dato peor que en el último mes de agosto.

Efectivamente, tres indicadores en regresión que muestran:

1.- Que las señales de recesión empiezan a notarse negativamente en la contratación laboral.

2.- Se confirma, dramáticamente, el fracaso de las reformas laborales de 2010 y, sobre todo, la de 2012. En este sentido deben adoptarse de inmediato algunas medidas, tales como, un Plan concertado de inversión pública entre Gobierno Central y Autonomías, para estimular el empleo o ,al menos, la contratación laboral y, al mismo tiempo, la inmediata derogación de las Reformas laborales, comenzando por la del PP de 2012, auténtica máquina de destrucción de empleo, desregulación laboral y precarización.

Ambas medidas en el marco de un cambio de modelo productivo que, en sus aspectos de relaciones laborales recupere la contratación indefinida, la vigencia y obligatoriedad de cumplimiento de los convenios y la negociación colectiva.

Esta valoración puede extrapolarse perfectamente a la provincia y a Sevilla capital e incluso Andalucía. Por lo que se refiere a la provincia de Sevilla, el número de personas inscritas en el desempleo ha crecido durante el mes de agosto en 2.507 personas, lo que supone un 1,37% más que el mes anterior, siendo ya 185.913 las personas sin empleo en nuestra provincia.

Pero lo que resulta más escandaloso para la estabilidad laboral, la erradicación paulatina de la precariedad o el proyecto de futuro para los trabajadores y trabajadoras es que el 96% de las contrataciones son temporales. Algo inasumible para el futuro de los sistemas de protección social, particularmente el sistema público de pensiones.

Por todo lo anterior solo cabe insistir en el cambio de modelo productivo, con una apuesta firme por las inversiones públicas y por la derogación de los aspectos más as regresivos de la reforma laboral del PSOE y la eliminación completa de la reforma de las normas legislativas laborales que impulsó el Partido Popular.