La memoria de las víctimas

Itinerario de hoy: A las 11,00 h., concentración en Plaza Nueva de Sevilla convocada por la Asamblea de Familiares y Asociaciones de Memoria Histórica de la Plaza de la Gavidia. A las 12,00 h., Concentración «No más muertes en el trabajo» en el Ayuntamiento de Sevilla. A las 19,00 h., Asamblea Local de IU Mairena del Aljarafe.

Hay 1.131 republicanas y republicanos enterrados en la fosa común de Pico Reja y más de 4.500 asesinadas por el franquismo en las fosas comunes del cementerio de Sevilla. Esta fría mañana, familiares y asociaciones memorialistas de la ciudad se han concentrado frente al Ayuntamiento para recordar al  gobierno municipal su compromiso de exhumación «plasmado en mociones municipales, ley de Memoria…».

En el documento que se ha leído durante la concentración – que hemos apoyado– se recuerda que la Oficina Municipal de la Memoria siempre había afirmado que la fosa se abriría en 2018 y que las autoridades «no han pasado de compromisos incumplidos y los restos continúan donde fueron arrojados por sus asesinos».

Escribió Saramago en Todos los nombres que «El tiempo, aunque los relojes quieran convencernos de lo contrario, no es igual para todos». Ahora, cuando el pacto andaluz entre la derecha y la extrema derecha amenaza con liquidar una Ley de Memoria Democrática que tantos años ha costado sacar adelante, el riesgo de involución a una etapa preconstitucional en materia de derechos de las víctimas del terror fascista y sus familiares nos obliga a seguir exigiendo, con más fuerza si cabe, Verdad, Justicia y Reparación, y garantía de no repetición.

Inmediatamente después de este acto, nos concentramos a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla para guardar un minuto de silencio en memoria del trabajador muerto en accidente laboral. Un minuto de silencio no es nada, apenas da para hacerte a la idea de que un día sales de tu casa en El Viso del Alcor para trabajar en una obra en Heliópolis, y ya no vuelves. Ayer fue un joven de 25 años cuando trabajaba como repartidor en Arcos de la Frontera.

Y no es sólo morir en el tajo, es temer a la vida. Según un informe de CC.OO, «la precariedad laboral en Sevilla se traduce no solo en que las personas trabajadores son más pobres, sino en que enferman más, son más vulnerables y tienen mayor riesgo de sufrir una muerte prematura».

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/la-memoria-de-las-victimas/