La Memoria de febrero

Cada mes vencido enviamos un balance de trabajo provincial a nuestros/as militantes y simpatizantes, de manera personalizada (a sus correos electrónicos y por redes sociales). Es, en realidad, una memoria del porvenir, en modo rendición de cuentas, que durante el mes de febrero nos ha llevado a Santiponce, Guillena, Antequera, Albolote, Huévar, La Rinconada, El Viso del Alcor, Sevilla y La Puebla de Cazalla. Pero no sólo.

Nuestra vocación activista también se ha traducido en la participación en lo que se mueve: desde la asamblea de la Marea Blanca en Sevilla a la manifestación en Defensa de las Pensiones Públicas; desde la visita al Monasterio de San Isidoro del Campo (una joya cultural que en buena parte pertenece a la Junta de Andalucía y se está cayendo a pedazos) hasta el apoyo a los/as trabajadores/as de la mina Cobre-Las Cruces, pasando por la entrega de firmas a favor de una línea de autobuses en la comarca de Los Alcores, la concentración a las puertas de Endesa en protesta por los cortes de suministro en Peñaflor y La Puebla de los Infantes.

Durante el pasado mes de febrero, nuestra Red de Activistas puso en circulación su primer ‘Cuaderno’, dedicado a la campaña de los trabajadores y trabajadoras de Canal Sur #SalvemosLaNuestra. También hemos sido partícipes de las movilizaciones realizadas en el Día Mundial de la Justicia Social, de la manifestación del Día de Andalucía y de diferentes campañas -por la Derogación del Voto Rogado, sobre los “1.000 motivos para el 8M” o la propia movilización del 28F-.

También, con vistas a mejorar la formación de nuestra gente, hemos continuado con el Plan de Formación de IU Sevilla y asesorado, a través de nuestro flamante Equipo Jurídico de IU Sevilla, a compañeras y compañeros de las asambleas de Espartinas, Santiponce, La Algaba y Lora del Río.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/la-memoria-de-febrero/