28.09.2020

Impudor

Porque hablamos de una crisis, de una pandemia, de muchas personas fallecidas, de entierros sin compañía de familiares… de no ser así, parecería una broma del consejero, de esas que cabrían en una escena de los hermanos Marx o ‘Amanece que no es poco’. Preguntad a nuestros alcaldes (y a muchos alcaldes y alcaldesas conservadores/as), a las personas que han sufrido la desgracia de tener a abuelas y abuelos en residencias desinformadas a cal y canto durante días. Como dice un compañero: una cosa es mantener la lealtad institucional ante una situación excepcional y otra distinta es guardar silencio ante la desfachatez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *