Hay que derogar las reformas de las pensiones del PPSOE

Existen motivos más que suficientes para movilizarnos por la defensa de un sistema público de pensiones dignas, en un país donde urge la derogación de las dos reformas de las pensiones aprobadas por el PSOE (2011) y el PP (2013), que fueron de las más duras que han tenido lugar en la Unión Europea.

La reforma del gobierno Zapatero aumentó la edad de jubilación a 67 años, amplió el período de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años y el número de años cotizados para acceder al 100% de la pensión de 35 a 37 años. La reforma del gobierno del PP supuso un retraso de dos años en las jubilaciones anticipadas y una limitación sustancial de la protección del subsidio de desempleo de los mayores de 52 años, lo que se traduce en una disminución en el cálculo del cobro de las futuras pensiones de estas personas.

Con la reforma de la revalorización de las pensiones impuesta por la ley 23/2013 (situando el mínimo garantizado en sólo el 0,25% anual y eliminando la actualización en base al IPC), se agrava el riesgo de pobreza en este sector de la población, ya por sí castigado en nuestro país, donde el 50 % de las personas pensionistas perciben menos de 700 euros mensuales.

Según numerosos estudios, ambas reformas tendrán graves consecuencias para los ingresos de las personas pensionistas a partir de 2019, sobre todo en el caso de las mujeres, cuando entre en vigor el llamado “factor de sostenibilidad”, que cualquier gobierno con un mínimo de sensibilidad social debería derogar de inmediato.

También hay que tocar los efectos colaterales: para tener ingresos y que nadie ponga excusas para aplicar la tijera, es imprescindible acabar con los beneficios fiscales que disfrutan las pensiones privadas, que suponen una merma en la recaudación a corto plazo y, por tanto, un nuevo recorte en pro de las políticas austericidas.

En las últimas elecciones generales, Unidos Podemos propusimos la equiparación de las pensiones mínimas de jubilación individuales al SMI anual y al 110% del SMI en caso de pensionistas “con cónyuge a cargo”. Hay que recordar, en este sentido, también nuestra propuesta de aumento del SMI hasta llegar a los 1.000 euros en el 2019. También, para mejorar el saldo de la Seguridad Social (cuya repercusión es evidente en las pensiones), es imprescindible revisar todas las medidas de reducción de las cotizaciones que no han servido para crear empleo pero sí para deteriorar gravemente el saldo de la seguridad social.

Nada revolucionario, ya ves.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/hay-que-derogar-las-reformas-de-las-pensiones-del-ppsoe/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.