En la marcha ‘Gambogaz para el Pueblo’ y ante los juzgados del Prado por el #EscándaloSupremo

Activismo de la Memoria y del presente más rabioso. Muchas de las personas que caminamos por la mañana desde la plaza del ayuntamiento de Camas hasta el cortijo de Gambogaz nos hemos vuelto a ver por la tarde frente a los juzgados del Prado de San Sebastián. La verdad, la justicia y la reparación no conoce fronteras temporales.

En la marcha he conocido a Antonio Dechent, quien ha leído el manifiesto ‘Gambogaz para el Pueblo’ que preparó nuestro compañero y amigo Enrique Castro. También ha sido un placer haber hecho parte del recorrido con Manuel Tamajón, un militante reciente de IU Dos Hermanas que acude con su pequeño a todos los actos que puede (también en la concentración de la tarde) y con quien he tenido la oportunidad de charlar un rato. Ya en el cortijo, la emoción de algunos testimonios: por mucho que conozcamos las historias de quienes nos precedieron, nunca deja de erizar la piel el hecho de saber que, por ejemplo, dentro de aquel caserón estuvo de criada de la familia Queipo una niña de la edad de mi hijo que hoy tiene 91 años.

También es de agradecer el activismo de quienes han protestado en el Prado por el asalto de la banca a la democracia vía control judicial. Muchas de esas personas, lo hemos comentado allí, no tienen hipotecas que pagar: lo hacen por compromiso social, algo que atribuye mucho más valor a su causa. Y lo mismo que digo del compañero Manuel Tamajón lo repito con el secretario local de Podemos Dos Hermanas, Andrés Tudela, con quien también he compartido charla en el metro. Tomando un café con Francisco J. Camacho y María Izquierdo, les he referido algo que me viene sucediendo últimamente, y es la cantidad de personas que estoy conociendo en mi recorrido por las mareas, plataformas, asambleas, encuentros con colectivos… al final va a resultar que esa idea de amistad que promueven las redes sociales no va a desencajar tanto con mi realidad. Y que esa amistad derive de ir codo con codo en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación, que no conoce frontera en el tiempo, es un regalo magnífico para calibrar los pasos que damos por la vida.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/en-la-marcha-gambogaz-para-el-pueblo-y-ante-los-juzgados-del-prado-por-el-escandalosupremo/