En Dos Hermanas y Castilblanco

Escucho el nuevo disco de McEnroe antes de dormir. ‘Seré tú‘ me trae desde 1987 el piano y el ruido de fondo de ‘Last Night I Dreamt That Somebody Loved Me‘. Es el único momento del día en que salgo de la campaña electoral, siempre con la puerta entreabierta, una última mirada al móvil antes de apagar la luz, por si acaso.

Por la mañana, de vuelta de dejar a mi hijo en el cole, la televisión de un bar agita blanqueando a un candidato de Voldemort; unos metros más adelante, una papeleta de ese mismo innombrable está apunto de votar en una alcantarilla. La vida en dialéctica constante.

A la hora de los resfriados (pleno sol + ropa de abrigo) en el mercadillo de Dos Hermanas, echando una mano a la particular campaña organizada por un grupo de jóvenes de diferentes asambleas del Bajo Guadalquivir, que han planificado actos desde Lebrija hasta Sevilla. Me ha dado mucha alegría ver a compañeras y compañeros de Las Cabezas, creando equipo, repartiendo folletos con compañeras y compañeros de mi pueblo, junto a los candidatos Luis Escamilla y Ezequiel García. Las campañas electorales también sirve para generar camaradería y apoyo mutuo entre nuestra militancia.

Por la tarde, en Castiblanco de los Arroyos, con el incansable Pepe Rap, alcalde de Peñaflor. Me estoy convirtiendo en un habitual de Castiblanco; no sé qué pensará nuestra gente de allí, pero a mí me gusta compartir impresiones cada vez que nos vemos en su sede y, más que un acto electoral al uso, al final acabamos hablando de lo humano (que es en realidad para lo que deben servir las campañas electorales, ¿no?) y dejamos lo divino para los shows de las televisiones. Con Pepe, además, es mucho más fácil de entender: él sabe, como alcalde de un municipio pequeño, lo duro que resulta contrarrestar los recortes de la Junta de Andalucía y del Estado.

También es muy gratificante esto otro: cuando fui por primera vez a Castilblanco -no debe hacer más de 3 años- me presentaron a un chico, Valentín, que acababa de incorporarse a la asamblea en la tarea de llevar las redes sociales; hoy Valentín es concejal de IU-NIVA y ha participado en el acto de campaña. Ver su evolución, como la de quienes están en el grupo de jóvenes de esta mañana y de otros pueblos de la provincia que voy conociendo (Santiponce, La Puebla de Cazalla…), es una garantía para seguir creciendo en el presente y garantizando el futuro.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/en-dos-hermanas-y-castilblanco/