30.09.2020

El porquero de Agamenón

Vídeo de(l gran) Juan Jiménez, compañero de IU El Viso del Alcor.

Lunes, parte de la clase trabajadora retorna a la actividad laboral. No es como volver a la casilla de salida, sino más bien como cuando juegas a la oca y caes en el segundo puente, solo que esto no es un juego. Jessica Mouzo publica en El país «Una vuelta al trabajo sin romper la seguridad del confinamiento. Aunque hay voces contrarias a levantar la hibernación, algunos expertos advierten de que alargar el parón económico tiene efectos más graves en la salud de los vulnerables«. El artículo ofrece algunas certezas y muchas dudas, pero no responde a la pregunta esencial.

Lo digo desde el humanismo: hemos descubierto que un humilde enfermero es más importante que un futbolista multimillonario, pero aún sigue siendo más fácil que se contagie el porquero de Agamenón, que el propio Agamenón. Florentino y Botín habrán vuelto al trabajo, pero no en transporte público. Soy un iluso.

El alcalde de Pedrera, nuestro querido Antonio Nogales, ha informado de los dos primeros casos en el municipio. El mapa de casos confirmados en la provincia ya casi está cubierto. Nuestros alcaldes se quejan del apagón comunicativo permanente que sufren por parte de la Junta de Andalucía (no así los gobiernos municipales de las derechas), pero no lo dicen muy alto para evitar las acusaciones de deslealtad institucional (no así las derechas, que se despachan agusto y promueven bulos).

Sea como fuere, las curvas oficiales a la baja, siendo esperanzadoras, nos rompen cada vez que leemos cómo la pandemia se está cebando en las residencias de mayores. Sólo echar un vistazo por la mañana a la web de Europa Press y te encuentras con dos muertes y 48 positivos en Arahal, el fallecimiento de un anciano contagiado en El Viso y tres residentes más que han dado positivo, siete muertes y 36 casos en Lebrija… todo eso sin contar la cantidad de trabajadores y trabajadoras que atiende a esas personas mayores en los centros, más lo acumulado en San Juan, Dos Hermanas y el grueso que no conocemos.

El asesinato machista tampoco descansa: ya van tres mujeres víctimas durante estas semanas de confinamiento.

De lo que sí me siento orgulloso es del trabajo que están realizando nuestros gobiernos locales y grupos municipales en la oposición, que están informando en persona por las redes sociales y echando el resto para cubrir necesidades materiales y sanitarias, haciendo de la necesidad virtud, incluso de carácter psicológico y emocional. Y algo emotivo: haciendo piña con colectivos vecinales, comerciantes, educativos, culturales… además de trabajadores y trabajadoras de pequeñas explotaciones agrarias y ganaderas, cada cual colaborando en lo que puede, convirtiendo la solidaridad en identidad de pueblo.

PD: Mensaje de Juan Jiménez, al respecto del vídeo que encabeza este artículo, en su muro de Facebook: «Ayer realicé este «video patchwork» con material propio y de otros visueños (espero que nos les importe). En estos momentos tan duros tenemos que ir todos a una, apoyarnos mutuamente. Hacer lo que esté en nuestra mano para pasar el confinamiento como mejor se pueda. Vivimos en un lugar maravilloso, con su gente, sus fiestas, sus rincones inolvidables. Ya queda poco. Muy pronto podremos volver a disfrutar de todo eso, juntos. Resiste».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *