28.05.2022

El ¿plan de refuerzo? de atención primaria, cifras del desempleo y el anteproyecto de la Ley de Vivienda.

Muy interesante la denuncia con datos que hace hoy CC.OO del supuesto Plan de refuerzo de la Atención Primaria que ha anunciado el gobierno andaluz. Resulta que el supuesto plan mezcla recursos que ya estaban en los presupuestos (de los colegios, por cierto) y que servirán, en todo caso, para un «refuerzo» de tres meses (sic) de personal de enfermería. Tres meses, efectivamente. Pero hay más. El supuesto plan de refuerzo también habla de contratación de personal de atención primaria. Dos meses de contrato para 387 profesionales, que es el equivalente a lo que se contrata para cubrir las vacaciones de verano ¡en una provincia!

Hoy se han publicado las cifras del paro en nuestro país: 17.173 personas más. Dicen desde el Ministerio que, siendo enero siempre un mes malo, es el menos malo de los últimos 25 años (por ejemplo, más de 76 mil personas el año pasado, hasta 200 mil en 2009…). La bajada del paro en 2021, por cierto, también ha sido histórica: 841.275 personas (¿recuerdas aquel PSOE de Felipe González que prometió una cantidad similar… que no consiguió en cuatro años?). También es importante el crecimiento del porcentaje de contratos indefinidos: 15% (frente al 7 u 8 por ciento de meses anteriores… y teniendo en cuenta que enero es el bluemonday de los meses del año, se acaban las fiestas de navidad, el subidón del covid, etc.).

Como sabes, ayer se aprobó el Anteproyecto de Ley por el derecho a la Vivienda. La normativa indica que se podrá limitar el precio de los alquileres en «zonas tensionadas», siempre y cuando la propiedad sea de empresas, instituciones o personas con más de diez viviendas. Al resto, se les limita el incremento de precios al 10% sobre la última renta del contrato anterior. Respecto de las zonas tensionadas, son las comunidades autónomas quienes tienen que declararlas, a petición de los municipios. Las gobernadas por el PP ya han dicho que no van a aplicar esa normativa. Para incentivar el alquiler, se permite el recargo del IBI al 150% sobre las viviendas vacías. También, que el 30% de las VPO que se construyan serán para alquiler, y de éstas la mitad para alquiler social.

Conclusión: la ley es un avance, pero no blinda la función social de la vivienda; da herramientas para actuar sobre la escalada de precios, pero las comunidades gobernadas por el PP van a torpedear esos avances. Incluso con las limitaciones que tiene, ha contado con la oposición del Consejo General del Poder Judicial. Y hay que ser consciente de que el trámite parlamentario, con la actual correlación de fuerzas en Congreso y Senado, no nos permitirá a Unidas Podemos lograr mayorías suficientes para obtener mejoras sensibles.