25.09.2021

El acierto de todos los errores

Y de repente, casi cuarenta años esperando, canciones nuevas de ABBA.

1. En un podcast de RNE dedicado a Fernán Gómez se reseña su vida citando un verso de Ángel González: «el acierto de todos sus errores». Cuántas vueltas le he dado a esa idea, cuántos años se necesitan para recapitular que tus errores tuvieron algún sentido.

2. Un amigo de Pedrera, Keoma, publica ‘Cinco Miradas’, obra poética que «viene a dejar constancia de que una literatura más valiente, transgresora y capaz de romper cadenas puede ser una bonita manera para cambiar un mundo que necesita ser reconstruido».

3. A cuenta de la falta de mano de obra en determinados sectores, la tertulia radiofónica matinal recupera el audio «Pagadles más» de Biden a los empresarios, mientras un fantasma recorre Europa en un reportaje sobre la Alemania que necesita a 400.000 trabajadores y trabajadoras migrantes, las carencias del Reino Unido post-brexit y la falta de personal para la restauración, la medicina o las nuevas tecnologías en nuestro país.

4. Cuando llego a la sede de IU Sevilla, veo a mujeres en la puerta de la escuela infantil y a hombres en la puerta del centro de artes marciales.

5. Y de repente, casi cuarenta años esperando, dos canciones nuevas de ABBA.

6. Los últimos datos de desempleo en la provincia de Sevilla traen un detalle positivo: por primera vez hay menos personas desempleadas (algo más de 191 mil) que antes del Covid-19 (algo más de 193 mil). Las cifras siguen mostrando que hay menos hombres parados (76.146, lo que supone un 39,79 %) que mujeres sin empleo (115.240, un 60,21%). La tasa provincial es el 20,27%, siendo la masculina algo más del 15% y la femenina del 27%. La temporalidad y la precariedad sigue campando a sus anchas: es algo que no se resuelve con más camareros en los bares ni más camareras de piso en los hoteles, echando más horas que un reloj y sin cotizarlas, sino con (esa aparente idea vaga que se llama) cambio de modelo productivo, y que no es otra cosa que dejar de depender de las profesiones más débiles y peor pagadas del sector servicios, dejar de tener los peores índices de empleo público en sanidad y educación, la producción agropecuaria dependiente de cuatro multinacionales y la producción industrial con más valor añadido en los territorios que nos envían el turismo de temporada.