El abrazo a la Memoria en La Gavidia

El simbolismo de un acto colectivo como el de esta mañana va mucho más allá de la estética o la retórica. Mucho más, sin duda, de la lucha contra la privatización de lo público o la gentrificación del centro urbano de Sevilla.

Si hubiera que pintar con una nube de etiquetas esa valla perimetral que rodea la antigua comisaría de La Gavidia, casi nada tendría que ver la colección de carteles de conciertos de música ligera que hoy la cubren; si acaso, por la tendencia franquista al folclore como sordina de la represión.

Algunos testimonios del paso por aquel monumento a la tortura, apenas esbozados esta mañana, hablaban de golpes, gritos, goma de gas envuelta con un trapo, del terror a escuchar los nombres, de mujeres embarazadas… contado con absoluta dignidad y entereza por personas que sufrieron todo eso dentro de un edificio, hoy colonizado por gatos, a unos pocos metros y décadas de nuestras espaldas.

El ‘Abrazo a La Gavidia‘ de esta mañana es también una enseñanza sobre cómo debemos aprender del pasado que no queremos repetir. Y un aprendizaje para quienes pensamos que el mejor futuro de un espacio público situado en pleno casco histórico de la ciudad no es su venta al mejor postor. Los partidos amigos de lo ajeno, la Große Koalition Sevillana, los promotores de las burbujas que explotan en las caras de quienes no las provocaron y los hermanos mayores de los asustaviejas no están de acuerdo.

Existe una Plataforma por una Gavidia Pública que tiene información sobre el tema en su página de Facebook, a la que te recomiendo que te unas.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/el-abrazo-a-la-memoria-en-la-gavidia/

Deja un comentario

Your email address will not be published.