Decreto del destino

image

Escribo esto al filo de la medianoche, acabo de llegar de Valencina, donde he estado desde las siete y media de la tarde con los compañeros y compañeras de nuestra asamblea local, hablando de las cosas del pueblo (gobierno del PSOE con cinco concejales en minoría, nuestra gente en la oposición con tres, que concurrieron a las elecciones en una candidatura de confluencia: Construyendo Valencina – Izquierda Unida) y también de unidad popular y Ahora en Común.

Mientras garabateo estas palabras en mi smarphone, se acaba el plazo para presentarse como candidato/a a las primarias de AeC Sevilla. Y, efectivamente, puedo confirmar que no me he inscrito. Y, también, que sea cual sea el resultado, me volcaré para que en el próximo Congreso y Senado obtengamos en Sevilla una buena representación de la izquierda confluyente anticapitalista. Y más aún: mañana, pasado mañana y después de las elecciones generales seguiré practicando la máxima de Simón Bolívar: La unidad no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino.

Mañana se darán a conocer los nombres y la semana que viene votaremos. Si quieres participar, puedes hacerlo aquí.

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/decreto-del-destino/

Deja un comentario

Your email address will not be published.