05.06.2020

Como un niño (o casi)

Mi hijo interpreta que vamos a salir a la calle como japoneses. Hace unos días, el ayuntamiento de Los Palacios ideó reconocer el comportamiento ejemplar durante la cuarentena de las niñas y niños con un diploma acreditativo que puede descargarse de la web municipal. Lo cierto es que en estos días he leído muchos análisis sobre la influencia del confinamiento en la psicología infantil, pero tengo la sensación de que somos madres y padres quienes más vamos a necesitar terapia. Los niños y niñas están dando un ejemplo de responsabilidad quedándose en casa para cuidarse y cuidar al resto de la población.

Este domingo, nuestros niños y niñas podrán salir a la calle. Es el caso de mi hijo, un revoltillo que desde el lunes 16 no ha pisado más que los sesenta y pico metros cuadrados de casa, las escaleras y unos cuantos metros de azotea. De ahí que esta medida sirva para equilibrar el cuidado sanitario a la par que su bienestar físico y emocional; es decir: proteger de los contagios y garantizar sus derechos y necesidades.

Opiniones sobre esta medida habrá de todos los colores: profetas tienen las redes sociales, pero el Gobierno las ha elaborado atendiendo a la colaboración de los equipos técnicos del Ministerio de Sanidad y la Vicepresidencia de Derechos Sociales y siguiendo las recomendaciones de la Dirección General de Infancia y Adolescencia y muchas organizaciones de defensa de los derechos de las niñas y los niños.

En cualquier caso, ya son conocidas las normas:

  • Podrán salir los niños y niñas hasta 14 años (inclusive) una vez al día durante una hora, siguiendo las recomendaciones sanitarias.
  • El horario de salidas permitido será entre 9 AM y 21 PM.
  • Se recomienda evitar horas punta para evitar contagios.
  • Los y las niñas deberán estar acompañados por un/una adulto/a que conviva con ellos o ellas.
  • Un adulto/a podrá salir hasta con 3 niños o niñas que convivan con él.

A todas las madres, padres, hijas e hijos, mucho ánimo. Para mí, también será mi primera hora de calle en varias semanas: me sentiré un poco como un niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *