03.03.2021

Una preciosa canción de rabia contra Trump (y todo lo que se identifica con él)

“Hola a todos, queridos, me ha perturbado tanto ver cómo progresan las cosas en los Estados Unidos y el mundo, que quería compartir esta canción que escribí y grabé el verano pasado. Parece un buen momento. Siento tanta rabia y sí, odio hacia los gaslighters (1), los matones, los narcisistas, los sociópatas y psicópatas, la derecha fascista cristiana y, por supuesto, T **** y todos aquellos que lo posibilitan y continúan haciéndolo todo en el nombre de Jesús y/o Hitler». (Si, como yo, no lees bien en inglés, te recomiendo que busques un traductor en condiciones para disfrutar de esta magnífica nueva canción de John Grant).

(más…)

Cielo

«Los viernes solíamos acudir a un club gay llamado Heaven que estaba debajo de los lóbregos, fríos y húmedos arcos de Charing Cross Road, para departir con los encantadores chicos de ojos desorbitados, abandonarnos al pulso y a la adrenalina del ritmo, el palpitar de las vibraciones y el dulce hormigueo del abandono». (Brett Anderson, ‘Mañanas negras como el carbón’).

(más…)

La bola entró

Las canciones de The Smiths que escucho en esta ‘Seré Tú’ del grupo vasco McEnroe: El comienzo piano-caos (‘Last Night I Dreamt That Somebody Loved Me’), la entrada de las guitarras y la envolvente del tema (‘Some Girls Are Bigger Than Others’) y los estribillos de violines (‘There Is A Light That Never Goes Out’). Si las conoces, no hace falta más detalle.

La coherencia solo se busca cuando algo falla

La frase la encontré en un artículo sobre Gorillaz, y da qué pensar, ¿verdad? Esta semana he empezado a sentir que algo despegaba, tal vez los tres días de visitas al Parlamento, el frío y la lluvia y sentarse cuando hace sol en la plazoleta donde el colegio de Fran Martínez (que hoy cumple cuarenta años), mientras espero a que mi hijo acabe su clase de piano. La coherencia parece sobrevenida en la playlist que te prepara el azar binario de Spotify. Si yo fuera cantautor, me gustaría ser el hombre que borra el espacio entre él, su música y lo que canta.

Síndrome Polar: 12 años

El título de la colección de canciones tiene su origen en «y no tiemblo por síndrome polar» que canta Pauline en la Playa en ‘Termitas’. Doce años después, me sigue estremeciendo pensar en aquel frío que fue engendrado en plena canícula, durante un agosto a las horas de la siesta. El paso del tiempo no impide que sigas siendo aquello que hiciste.

(más…)