Un ejemplo (sencillo) de expropiación en el nuevo decreto

(Encuentro político con las compañeras de la Consejería de Fomento y Vivienda, 11 de abril de 2013).

Este es un ejemplo concreto, a raíz del nuevo Decreto-Ley de Medidas para Asegurar el Cumplimiento de la Función Social de la Vivienda, sobre qué pasa en caso de expropiación temporal de viviendas desahuciadas en Andalucía, para saber cuánto paga la Junta por la expropiación y cuánto paga la persona que accederá a esa vivienda. La normativa entra en vigor hoy.

Dice el nuevo Decreto-Ley:

Disposición adicional segunda. Declaración del interés social a efectos de expropiación forzosa de la cobertura de necesidad de vivienda de personas en especiales circunstancias de emergencia social.

1. Se declara de interés social la cobertura de necesidad de vivienda de las personas en especiales circunstancias de emergencia social incursas en procedimientos de desahucio por ejecución hipotecaria, a efectos de expropiación forzosa del uso de la vivienda objeto del mismo por un plazo máximo de tres años a contar desde la fecha del lanzamiento acordado por el órgano jurisdiccional competente.

2. Este Decreto-ley será de aplicación a las viviendas incursas en procedimientos de desahucio instado por entidades financieras, o sus filiales inmobiliarias o entidades de gestión de activos, en los cuales resulte adjudicatario del remate una entidad financiera, o sus filiales inmobiliarias o entidades de gestión de activos y todo ello sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa básica estatal.

3. Podrán ser beneficiarias de esta expropiación de uso las personas que cumplan los siguientes requisitos:

a) Tener su residencia habitual y permanente en la vivienda objeto de ejecución hipotecaria, siendo su única vivienda en propiedad y no poseer ningún miembro de la unidad familiar que conviva en la vivienda objeto de ejecución hipotecaria la titularidad de ninguna vivienda.

b) Tener la condición inicial de propietarios y deudores hipotecarios.

c) El lanzamiento pueda generar una situación de emergencia o exclusión social.

d) Cumplir los siguientes requisitos de carácter económico:

1.º Que el procedimiento de ejecución hipotecaria sea consecuencia del impago de un préstamo concedido para poder hacer efectivo el derecho a la vivienda por la persona.

2.º Que las condiciones económicas de la persona hayan sufrido un importante menoscabo, provocando una situación de endeudamiento sobrevenido respecto a las condiciones y circunstancias existentes cuando se concedió el préstamo hipotecario. Se entenderá que las circunstancias económicas han sufrido un importante menoscabo cuando el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por, al menos, 1,5 y ello suponga más de un tercio de los ingresos familiares.

3.º El conjunto de ingresos de la unidad familiar no supere el 3 del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.

¿Acaso puede entenderse esta medida como “revolucionaria”? Tal vez para algunos, pero sólo un retrógrado ideológico puede interpretar que estamos hablando de medidas antisistema y, en realidad, lo que pone de manifiesto es la nube tóxica de conservadurismo que se ha apropiado de nuestro país. En todo caso, lo que hace esta norma, en su conjunto, es acercar el BOJA a la realidad social, sin salirse del tiesto impuesto por el ordenamiento jurídico vigente (sistema).

Pero bueno, a lo concreto. Según esto, una persona o unidad familiar que cumpla los requisitos enunciados anteriormente, pagaría una renta equivalente al 25 % de sus ingresos. Aclaremos:

¿Cuál es el importe del justiprecio, es decir, lo que la Junta de Andalucía tiene que pagar por la vivienda expropiada temporalmente? Pues el 2 % del valor declarado durante todo el proceso de ejecución hipotecaria. O sea, si la vivienda en cuestión ha sido valorada en 100.000 euros, la Junta pagaría 2.000 € al año.

¿Cuál es el importe de la renta a pagar por el/la beneficiario/a de la expropiación, o sea, la persona previamente desahuciada? Pues el 25 % de sus ingresos, que, como máximo (según el 3 del IPREM), sería de 400 euros, aunque probablemente sea mucho menos, por las circunstancias obvias.

¿Qué ocurre si la persona o unidad familiar no tiene ingresos, o sea, si sus ingresos son cero euros? Pues ayer se lo preguntamos a Elena Cortés, y lo dejó bastante claro: “El 25 % de cero euros es cero”.

Un pensamiento en “Un ejemplo (sencillo) de expropiación en el nuevo decreto

  1. Posiblemente es que se considera revolucionario y antisistema a todas aquellas medidas que no vengan impuestas por el sistema capitalista y su “troika” tecnócrata. Para “ellos” antisistema es no estar dentro de su “sistema”. Para “ellos” antisistema es defender la Justicia, la Solidaridad, la Igualdad. Para “ellos” antisistema es querer hacer una Sociedad más justa, un Sociedad en la que los que tengan más, contribuyan a que los que tienen poco, no tengan menos. Para “ellos” antisistema es todo aquel que defienda sus derechos en la calle, con las únicas armas que el grito. Para “ellos” antisistema es querer tener una Sanidad pública y gratuita para todos. Para “ellos” antisistema es que que todo el mundo pueda tener acceso a una Educación gratuita y de calidad…

    Lo que realmente es antisistema y retrogrado al mismo tiempo, es reducir los derechos de los ciudadanos. Lo que realmente es indignante y antisistema es repagar por la Seguridad Social en las recetas, dejar de percibir prestaciones por desempleo, ver reducido el dinero para educación en becas, privatizar la Sanidad Pública, permitir que el mayor talento del país se vaya fuera a buscarse la vida, contribuir a que la gente se quede sin vivienda, alimentar la codicia de los bancos inyectándoles dinero, legislar en materia laboral para permitir destruir empleo, limitar el derecho de las personas a manifestarse y protestar pacíficamente…
    No sigo para no entrar en un proceso de bucle interminable.
    Por todo esto, y más, todo mi apoyo a los compañer@s de la Consejería de Vivienda y Fomento y todas las medidas que vayan en esta dirección. Por cierto, para aquellos que nos negábamos a que IU entrará a formar parte del Gobierno Andaluz, estos comapeñ@s han demostrado la utilidad de al menos estar al frente de una Consejería. Gracias

    PD. Pongo un ejemplo de una ley antisistema del año 1954 ( imaginaos quien la firmaba)

    “Ley de Expropiación Forzosa .
    CAPÍTULO II.
    DE LA EXPROPIACIÓN POR INCUMPLIMIENTO DE LA FUNCIÓN SOCIAL DE LA PROPIEDAD.

    Artículo 71.

    Existirá causa de interés social para la expropiación forzosa, además de en los casos en que haya lugar con arreglo a las Leyes, cuando con esta estimación expresa se haya declarado específicamente por una Ley la oportunidad de que un bien o una clase de bienes se utilicen en el sentido positivo de una determinada función social y el propietario incumpla esta directiva.”

    Sigue vigente…yo la he utilizado en mi trabajo